Cazorla: “Espero seguir mejorando en cada entrenamiento”

Prensa Gigantes de Guayana. Harold Cazorla está de vuelta al tabloncillo, de vuelta a los entrenamientos con el grupo completo, y eso lo tiene muy satisfecho. “Me siento muy bien, gracias a Dios día a día mejorando con el trabajo que estamos haciendo y se ha visto, de verdad que estoy bastante contento de poder estar de nuevo con mis compañeros, por estar de lleno en las prácticas”, afirmó.

El base cumanés ha trabajado con un equipo multidisciplinario en medio del proceso de su recuperación y su evolución ha sido más que positiva. “Agradezco mucho a John (Rodríguez) – fisioterapeuta del equipo-, a Úrsula (Flores) –con quien ha realizado terapias especiales-, a los médicos y al cuerpo técnico del equipo que siempre estuvo pendiente”, dijo Cazorla.

La fecha de retorno aún es incierta, el equipo y el cuerpo técnico, prefieren llevar con mucha cautela a los lesionados –lo mismo sucede con el combo guard Ricky Tarrant, quien también se incorporó a las prácticas-, pero esta situación no inquieta a quien los aficionados conocen como “La Hormiga Atómica”.

“Espero seguir mejorando en cada entrenamiento, seguirme fortaleciendo para lo que viene, trabajando día a día, aún nos faltan dos juegos con Trotamundos y vienen los playoffs, para los que espero estar ya al cien por ciento para ayudar y agregar mi granito de arena para el equipo”.

Una larga ausencia

Cazorla disputó las primeras tres series de la temporada -seis juegos- de Gigantes, pero en la última de esas, ante Cocodrilos de Caracas, sufrió la lesión que inicialmente le mantuvo fuera durante cuatro encuentros, tras lo cual retornó ante Gaiteros del Zulia en Punto Fijo, pero en la siguiente doble confrontación ante Guaiqueríes, en Margarita, tuvo una recaída, que le hizo ausentarse en los ocho compromisos siguientes.

Tras regresar una vez más, el sucrense jugó ante Bucaneros, Cocodrilos y Panteras, tras lo cual volvió a lesionarse, lo que le ha obligado a estar fuera de la cancha en los seis juegos más recientes, lo que suma 18 encuentros sin estar en acción.

“Es la primera vez que paso tanto a tiempo afuera”, dijo Cazorla, quien reconoció que en este lapso ha tenido sentido “mucha frustración, hasta rabia, muchas cosas me pasaron por la cabeza, pero gracias a Dios y a mi familia, que siempre están ahí apoyándome y dándome fortaleza, lo que es muy importante y bueno, seguir trabajando para seguir mejorando para poder volver”.