Gigantes enfrentará serie ante Toros

Prensa Gigantes de Guayana. Con el firme objetivo de conseguir las victorias que le coloquen más cerca de la clasificación, Gigantes de Guayana emprende un nuevo viaje, esta vez para visitar a Toros de Aragua en Maracay. Los colosos vienen de dividir en casa la serie ante Panteras de Miranda, mientras que los astados consiguieron la barrida ante Gaiteros del Zulia, en Maracay.

Ambos equipos se han enfrentado en 34 oportunidades de por vida, con 17 triunfos para cada uno. En Maracay han jugado 17 veces con cuatro victorias para Gigantes. La primera vez que se vieron esta temporada fue en el Gimnasio Hermanas González de Puerto Ordaz y la serie quedó dividida.

Al igual que el quinteto guayanés, los de Maracay no han tenido muchos cambios en su plantilla, el entrenador coloso Francisco Curro Segura espera en esta nueva serie que sea muy igualada, tomando como referencia que los dos primeros juegos tuvieron poca diferencia de puntos. “Creo que nosotros llegamos en un momento delicado, donde vamos a tener que adaptar a un jugador nuevo, venimos de perder con el deseo de sacar una victoria en el primer partido y luego pensar en el siguiente”, agregó el coach, haciendo referencia a las bajas de Ricky Tarrant y Harold Cazorla.

“Tenemos que recuperar un poco nuestro dominio en el rebote, nos ha dado muy buen resultado, tratar de tener buena presencia tanto con Axiers(Sucre) como con Albert(Jackson)y a partir de nuestro juego interior generar para el resto, si somos capaces de estar sólidos en los tableros y estar defensivamente bien, seguro que tenemos opciones de ganar”, explicó el entrenador.

Juego a Juego

El capitán de Gigantes de Guayana, Axiers Sucre, comentó que el equipo va juego a juego para conseguir la clasificación, “sobre todo estos, que aparentemente en el papel es algo más fácil, pero no hay equipo fácil, cualquiera le gana a cualquiera y bueno, vamos a tratar de aprovechar y sacar esos dos triunfos, que los necesitamos para tratar de comenzar con localía, es lo más importante de entrar en los playoffs, empezar de local”.

Para el capitán coloso, la clave es mantener la defensa, “salir desde el primer minuto y no dejar que se vayan arriba por 20, para nosotros tener que recortar, lo más importante es trabajar duro desde el primer minuto y creo que los resultados se van a dar”, aseguró.

Leonardo Cappare por su parte señaló que tienen que enfocarse en mejorar las pérdidas de balón, “tenemos problemas en cerrar los juegos, siempre en los últimos minutos cometemos errores y vamos a trabajar duro sobre eso (…), hay que enfocarse como si fuera la última serie que nos queda”.

Con respecto a lo exigente de la liga, Sucre comentó: “La temporada está avanzada, es difícil jugar tan seguido y tantos minutos, pero yo creo que ahí vamos llevándola y con el favor de Dios terminaremos bien”.

Nuevo importado

El equipo sabe que tiene dos bajas importantes, en Tarrant, quien estará ausente al menos dos semanas, al igual que Cazorla, que presenta una nueva lesión, luego de estar fuera por casi un mes debido a problemas físicos previos.

Sucre considera que las lesiones que han tenido los jugadores esta temporada ha sido cuestión de mala suerte, “nunca hemos estado tres, cuatro series con el equipo completo, creo que hay que luchar contra eso, lo bueno es que no dependemos de nadie, tenemos las ganas, tenemos que inyectarle esas ganas a los muchachos y saber que podemos hacer las cosas, con ‘x’ o con ‘y’ se pueden obtener los resultados y lo importante es lucharlo y tener las ganas de hacer las pequeñas cosas”, dijo el criollo.

Ante las ausencias de Tarrant y Cazorla, la directiva rápidamente buscó una solución y este domingo recibió al base estadounidense Horace Wormely, quien llegó al país poco después del mediodía y en la noche se unió al equipo en el Litoral Central, para luego viajar hacia Maracay. “No sabemos nada de él, creo que lo que tenemos es que ha jugado internacionalmente, tiene roce y eso es importante, ojalá pueda venir a ayudarnos”, dijo Sucre.

A pesar de la baja estatura de Wormely (1.70 m), el escolta Leonardo Cappare espera que se pueda adaptar rápido, que sea un jugador veloz y que ayude en la defensa, “y cada quien tiene que dar más del 100% y hacer un trabajo extra para cubrir ese rol de esos dos jugadores para que el equipo no tenga ese bajón y se mantenga en el nivel que quiere Curro para buscar la victoria”.

Sobre el nuevo integrante del equipo, quien apenas tendrá tiempo para conocer a sus compañeros antes de jugar, Segura dijo que simplemente se jugarán una lotería, de la que esperan sacar el mejor resultado.