Vargas: “Defender me gusta, ha sido el plus de mi carrera”

Fuente: Miguel Ángel Moreno/EFE. El base venezolano Gregory Vargas, que jugará la próxima temporada en el Montakit Fuenlabrada, aseguró que el nuevo entrenador del club madrileño, el argentino Néstor García, “cambió la mentalidad” de la selección de Venezuela y confió en que hará lo mismo en Fuenlabrada. 

El base venezolano Gregory Vargas, que jugará la próxima temporada en el MontakitFuenlabrada, aseguró que el nuevo entrenador del club madrileño, el argentino Nestor García, “cambió la mentalidad” de la selección de Venezuela y confió en que hará lo mismo en Fuenlabrada.

Vargas, base de 31 años y 1,80 metros (Ocumare del Tuy, Venezuela, 1986) conversó con la Agencia EFE en la que será su cancha esta temporada, el Pabellón Fernando Martín de la localidad del sur de Madrid, en el que resaltó el “carisma” y la “ambición” del nuevo técnico, así como auguró un equipo que “nunca se va a rendir” en los partidos.

“Néstor García es una persona carismática, que tiene mucha ambición, que se entrega al equipo al cien por cien y que quiere dar alegrías a todos los aficionados. Este equipo tiene una bendición en tener un entrenador de esta magnitud que va a dar el todo por el todo para obtener cosas nuevas”, opinó Vargas sobre el técnico de Bahía Blanca (Argentina), debutante en el basket europeo.

Vargas es el único miembro de la nueva plantilla del Montakit Fuenlabrada que ha coincidido con García en un equipo, por lo que es el más indicado para valorar los méritos del preparador argentino, especialmente con la selección de su país, a la que llevó a ganar dos Campeonatos Sudamericanos (2014 y 2016) y un FIBA Americas (2015), que les permitió disputar los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Nos hizo cambiar la mentalidad, nos hizo entender que nada es imposible, que si creemos en algo y trabajamos podemos lograrlo, y dio una alegría a millones de venezolanos. Eso también lo está haciendo con nosotros en Fuenlabrada: nos dice que podemos hacer las cosas, que no hay equipos grandes ni pequeños, solo tenemos que trabajar cada día para lograr lo que nos propongamos”, explicó.

“Cuando tú cambias la mentalidad y piensas que todo es posible, cuando quieres algo y trabajas, lo puedes tener: llegan los títulos, las victorias, la clasificación, todo. Hoy, aquí en Fuenlabrada, si cambiamos la mentalidad vamos a lograr muchas cosas”, añadió Gregory Vargas.

Para el director de juego venezolano, que García sea debutante en el baloncesto europeo puede ser “un plus” para el Montakit Fuenlabrada, ya que el resto de equipos no tendrán referencias del técnico argentino. “Es un as debajo de la manga que tiene él, muy pocos equipos lo conocen, y cuando lo ponga sobre la pista va a dar buenos resultados”,auguró.

¿Cómo va a jugar este nuevo Montakit Fuenlabrada? El base venezolano dejó claro que la lucha y la intensidad no serán negociables. “El Fuenlabrada va a jugar al cien por cien del primer segundo al minuto 40. No se va a rendir en ningún momento, va a ser un equipo que va a batallar, va a pelear, y sobre todo va a dejar la piel en el piso para lograr la victoria, que es lo que queremos”, manifestó.

Con estos ingredientes, el base ‘vinotinto’ no quiso poner nombre a esas “metas cortas y largas” que tienen en el equipo, que hace dos temporadas se clasificó para la Copa del Rey y el Playoff, ambos aspectos reservados para los ocho mejores de la fase regular de la Liga Endesa, en la primera vuelta y al final del curso.

Vargas también es nuevo en Fuenlabrada, donde llega después de hacer una larga carrera en Venezuela y México y de competir también en Francia e Israel, país en el que fue subcampeón liguero con el Maccabi Haifa. A la hora de definirse, quiso primar el aspecto colectivo frente al individual.

“Soy un jugador que juega para el equipo, yo no vine para jugar nada personal, solo a ganar y a aportar mi grano de arena para el equipo y voy a jugar con mucha energía, velocidad, físico, y dar de mí el cien por ciento para dar la alegría a estos aficionados que se lo merecen”, afirmó.

No obstante, una palabra clave aparece en su expediente: la defensa, ya que fue elegido mejor defensor de la liga israelí las últimas dos temporadas de forma consecutiva. “Defender me gusta, ha sido el plus de mi carrera, defender y a partir de ahí sale lo ofensivo más fácil”, señaló el director de juego, que cree que el Montakit Fuenlabrada combinará el juego en transición con el ataque posicional. “Va a haber un poco de todo, en algunos momentos vamos a correr, pero vamos a jugar con inteligencia, porque esta liga se juega así”,añadió el base venezolano.

Muchos le conocerán por el apodo que le acompaña desde hace más de un lustro: ‘Super Ratón’ Vargas, un apelativo que le puso el periodista venezolano Fermín Pérez Junior. “Empezó a llamarme así, me imagino por mi velocidad y la manera de jugar. Así me quedé y me gusta”, explicó Vargas.

El baloncestista venezolano procede de una familia volcada con el deporte. Su hermano José es el capitán de la ‘Vinotinto de las alturas’, su hermana formó parte de la selección de voleibol, en la que también participó su madre; mientras que su padre jugó al béisbol y al sóftbol. “Vengo de una familia a la que le gusta mucho el deporte. Pero lo primero siempre han sido los estudios, lo segundo el deporte”, aclaró el jugador venezolano, que sabe bien lo que es vivir a la distancia de su familia.

“Es un poco difícil porque hay una diferencia de hora bastante grande, cuando puedo hablar con ellos es más temprano allí o cuando ellos pueden hablar conmigo yo tengo que descansar. Trato de estar comunicado con ellos lo más que se pueda, para sentirme bien y que ellos se sientan bien”, añadió el jugador venezolano del Montakit Fuenlabrada, que vivirá su primera experiencia en la Liga Endesa esta temporada.