Albert Suárez condujo la victoria de Leones

Prensa Andriw Sánchez Ruiz.- Albert Suárez no dudó en salir al séptimo inning este viernes, en el Estadio Universitario. “Si Mike (Rojas, manager de Leones del Caracas) me dice que vaya para allá, yo voy para allá”, dijo el abridor. Entró en el episodio con su causa arriba 4 a 2. Logró sacar a los tres adversarios que enfrentó.

El derecho se fue a las regaderas con un trabajo largo y que ayudó a los melenudos a vencer, 4 a 2, a Cardenales de Lara, el equipo que lidera la tabla de posiciones de la temporada.

“Trabajé un poco en mi localización de los pitcheos”, contó Suárez. “También los estudié más. Estuve viendo videos, anotando y memorizando los ajustes que debía hacer con cada bateador”.

La victoria que se apuntó Suárez (3-3) no hubiese sido posible sin el bateo suficiente y la defensa que mostró el Caracas, además del bullpen que tuvo una pequeña crisis en el octavo tramo, solventada por un ponche de Miguel Socolovich a Juniel Querecuto, con tres hombres en bases y a pesar de comenzar el enfrentamiento con conteo de 3-0.

“Para esos son los momentos que uno se prepara todos los días”, comentó el relevista, que logró su primer rescate, luego de trabajar un inning y un tercio, con tres ponches. “Me le puse atrás en la cuenta, pero las cosas salieron”.

Cardenales fue el que picó adelante en el segundo pasaje, con un triple de José Castillo. Leones respondió en la parte baja del capítulo al pisar el plato dos veces, gracias a elevado de sacrificio de Isaías Tejeda y sencillo de Gregorio Petit, que le pegó a un pitcheo bajo y afuera lanzándole el bate.

“El factor suerte es parte de este deporte”, sostuvo el campocorto. “Comentaba que tengo como 10 hits así en mi carrera. Es raro porque estás bravo, ya que sabes que te dominaron, que eres out, y le pones el bate hasta con rabia. Hoy salieron las cosas y pudimos hacer todas las jugadas de rutina”.

Lara igualó en el tercero con jonrón solitario de Alejandro De Aza. Sin embargo, el Caracas tomó la delantera con sencillo impulsor de Tejeda, en el cuarto inning, y afirmó el dominio con elevado de sacrificio de José Rondón en el séptimo.

“Este es el Caracas que todo el mundo quiere ver”, dijo el manager Rojas. “Nos estaba pasando que no hacíamos las cosas pequeñas. No movíamos los corredores, no dábamos el batazo y teníamos errores, con eso es muy difícil ganar. Pero esta es la manera que nosotros jugamos, este es el equipo que somos”.

El lanzador perdedor fue el cubano Jorge Martínez (3-1), tras 3.0 innings y tres anotaciones permitidas.