Nava: “Mis energías están en que este equipo salga adelante”

Gerardo Boscán / Prensa Águilas.- La novena semana de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional inicia para las Águilas del Zulia con una extenuante gira que comenzó este miércoles en Valencia para enfrentar a los Navegantes del Magallanes, luego rodar hasta Puerto La Cruz para enfrentar a los Caribes y finalmente regresar hasta Maracay para enfrentar a los Tigres.

Lo bueno de ese viaje es que la ruta del equipo rapaz estará conducida por su mánager Lipso Nava, quien se incorporó antes del último encuentro de la temporada contra los eléctricos.

Nava tuvo que ausentarse por siete compromisos de los actuales campeones de la pelota nacional para atender asuntos personales debido a un accidente automovilístico que sufrió su esposa en los Estados Unidos.

“No es nada fácil cuando estas en este medio y te olvidas del exterior. Un accidente que pudo ser lamentable, gracias a Dios, no fue mayor”, contestó el estratega zuliano a través del circuito radial en la antesala del encuentro. “(Ella tiene) una contusión en la cabeza, ojo y hombro derecho. Para mi tranquilidad, mis hijas podrán estar ya con ella la próxima semana”.

Con la mente metida de lleno en el equipo, Nava espera poder enrumbar a los rapaces hacia la clasificación. Comenzaron el mes con trío de derrotas y una victoria, marca que los mantiene en el quinto puesto de la tabla.

“Tengo que darle las gracias a mi staff, Lino (Connell), Alex (Delgado), Memo (Guillermo Larreal), Luis Ordaz, (Rayner) Olmedo y (Jon) Nunnaly, porque trabajaron duro para mantener al equipo. Muchos se enfocan en el récord negativo pero, a pesar de lo complicado que era el calendario, la logística, las fallas eléctricas, que no tenemos control de eso, pudimos batallar y mantenernos a un juego de .500”.

Los rapaces vivieron la octava semana sin su cerrador estelar debido a la ausencia que presentó en el roster Arcenio León debido a una medida disciplinaria. Nava aseguró que eso es parte del pasado y que ahora es lo que importa para el club y el futuro del equipo.

“Antes de ser mánager o coach, soy hombre de béisbol. Soy humano y puedo entender la frustración de Arcenio. Tuvimos unas palabras muy agradables dentro del clubhouse”, comentó Nava, quien ya pondrá contar con su cerrador.

“Como pelotero tuve mi carácter, muy fuerte. Pero los años te van enseñando que el orgullo hay que doblegarlo y darle paso al entendimiento y la razón. Le expliqué las razones por las que salió aquella vez, él me explicó lo que sentía, y es entendible, debido a las forma como estaban funcionando los autobuses. Ya eso se solucionó y la gerencia se movió para eso. Primero está el equipo, no hay individuales. Él entendió y eso quedó en el pasado”.

El zuliano tendrá que luchar con la ausencia forzosa de su primer bate y campocorto, Alí Castillo, por una lesión en la mano izquierda que lo ha alejado de la acción en las últimas dos semanas. Para ello el equipo activó al infielder grandeliga Argenis Díaz, quien llegó al conjunto rapaz en el draft de no protegidos.

“Tenemos una necesidad en un punto crítico de la campaña. Necesitamos esa pieza (Díaz) como un salvo conducto por si Alí no va a estar disponible. Ese ligamento no ha sanado bien y esperamos que pueda estar en acción la próxima semana”.

Nava no solo espera que Castillo esté de vuelta, también desea que José Pirela pueda estar listo a partir del martes 12 de diciembre cuando los rapaces jueguen contra los Leones del Caracas.

“Es un líder silencioso. Su forma de jugar, ese corrido de bases que puede ir de primera a tercera puede contagiar a los demás y sumar lo que necesitamos, que es esa bujía para clasificar”.

Con 16 juegos por disputar, al equipo solo le queda tratar de ganar series confiando en las nuevas incorporaciones que tendrá el club en los próximos días. “Mis energías están en que éste equipo salga adelante, permanezca la armonía, y que podamos llevar a este barco, ésta máquina, a puerto fijo que es la clasificación”.