Zarate: “Gracias a Dios estoy de vuelta con el equipo”

Prensa Tigres de Aragua – Maracay. El serpentinero de los Tigres de Aragua, Robert Zarate está de regreso al diamante de juego luego de pasar por una cirugía de Tommy John en el 2016, cuando se encontraba en las prácticas del Spring Training con los Piratas de Pittsburgh de la MLB.

Zarate narró el momento de cómo fue detectado la lesión, que sería posterior de realizar una serie de bullpens en el gimnasio cuando sintió una molestia en su brazo de lanzar “después de eso me vine abajo, no pude seguir lanzando hasta que luego de unos exámenes médicos me notificaron que tenía que operarme de una Tommy John”.

El carabobeño explicó que, al principio fue un momento difícil ya que su brazo no le respondía con la misma potencia que él tenía, no obstante aclaró que “hoy gracias Dios estoy de vuelta en un bullpen, hace poco tuve la oportunidad de que me midieran con el radar y estaba sobre las 90mph hasta los 93mph y hoy en día estoy en el mismo rol”.

Sin embargo el lanzador zurdo comentó que, tuvo mucho miedo de dejar de jugar beisbol, pero que se enfocó en volver y ponerse listo para estar de regreso en el montículo y recalcó “ya estoy aquí de vuelta al equipo Tigres, pero sí fue bastante fuerte la recuperación y con todo eso le doy gracias a Dios porque logré superarlo”.

El bengalí sabe su rol en el equipo; puede iniciar desde la loma en varios encuentros y también puede venir desde el bullpen a retirar varios episodios. Con respecto al plan de trabajo relató que “He estado entrenando fuerte, ya he llevado una serie de bullpens entre 5-6 antes de llegar al José Pérez Colmenares y ayer en el primer día realice el primero, mañana toca el segundo y posiblemente el sábado estuviera lanzando el ‘Live BP’”.

Asimismo destacó que, luego de estos procedimientos se verá si podrá lanzar en algún juego de pretemporada con la novena aragüeña. Zarate, tiene como meta para la campaña 2017-18 volver a lanzar y lograr un contrato en el exterior; es por ello que enfatizó “sé que puedo lanzar entre uno 7-10 años, porque me siento bastante bien”.