Andrés González, reforzará al Zulia FC

Ernesto Vera  Maracaibo Prensa.- De rival impenetrable a refuerzo de gran presente y mejor potencial. El arquero Andrés González (ex Ureña SC) es el nuevo fichaje de Zulia Fútbol Club para el año 2018, contratación que viene avalada de extraordinarias estadísticas a nivel de la categoría de plata nacional y que apuesta, como él mismo comenta “con trabajo y lucha”, a ser muy pronto una revelación en la Primera División.

De 26 años y una envergadura de 1.89 metros de estatura, el nacido en la populosa Petare, pero criado en la oriental Monagas, trae como carta de presentación números que parecen “prohibidos” en el fútbol de hoy. De 40 compromisos que disputó con su club, uno de los seis mejores del país en el pasado torneo de Segunda, sacó 18 veces su arco en cero, sólo salió derrotado en seis ocasiones y nunca recibió más de dos goles en un partido.

El mismo Zulia Fútbol Club fue una de sus “víctimas” pues lo enfrentó en duelos de ida y vuelta en cuartos de final de Copa Venezuela recibiendo sólo un tanto en 180 minutos ante los negriazules. “Me tocó enfrentarlo como lo que fue: un gran rival. Hoy vengo con todas las expectativas para trabajar duro por este club y lograr cosas importantes”, dijo de inicio González tras su llegada a Maracaibo.

Agradecido e impresionado

“Congo”, como le llaman a González desde su incursión de pequeño en la selección de fútbol sala monaguense, revela en cada palabra entusiasmo. Sabe que esta vuelta a la Primera División (antes estuvo con Monagas y Lara) son para él una puerta abierta hacia un salto de calidad.

“El Andrés que llega al Zulia FC es muy diferente”, explica. “Vengo con una serie de partidos que me han ido madurando poco a poco, espero aquí repetir las cosas que hice en segunda, pero con la motivación de estar en lo que para mí es equipo grande; siento una gran ilusión al estar aquí”, exclamó González.

Trabajador

Entre tanta expectativa personal, el guardavallas también está consciente que debe demostrar en cada entrenamiento su valía. Sólo de esa forma su status dejará de estar en “el papel” y se convertirá en una realidad.

“Vengo con todas las expectativas de trabajar duro para, con el favor de Dios, responder a la confianza que ahora me ofrece esta institución. Estoy impresionado con la seriedad que me han tratado y vengo con los pies en la tierra a competir; sé que hay compañeros en mi posición también con mucho talento, así que lucharemos deportivamente para lograr las metas que traemos”, explicó el futbolista que se considera un portero “tranquilo y luchador, que sabe también jugar con los pies”.