Britos: “Volver a marcar me da mucha confianza”

Miguel Santana-Prensa Metropolitanos FC. El trono de Gustavo Britos tiene forma de arco y la redondez de su corona indica que ha llegado el rey del gol. Arribó a Caracas a principios del 2017 para contribuir con Metropolitanos en el frente de ataque, portando consigo un portentoso remate, útil en momentos importantes. Siete dianas en cuatro meses hicieron que su aporte fuese proporcional a la consecución de éxitos violetas, pero arrastrar molestias físicas en la primera mitad del año lo obligó a tomar una pausa para ser intervenido quirúrgicamente en aras de superar problemas del pasado. Por ello, finalizado el Apertura puso su destino en manos de los galenos al servicio de la escuadra caraqueña, y tras habérsele realizado una extracción de cuerpo libre intraarticular en su tobillo izquierdo, pasaron 78 días para volver a sentirse futbolista.

Bajo la atenta mirada del cuerpo técnico capitalino, los profesionales del balompié realizaron entrenamientos de preparación para el segundo semestre sin la presencia del referente ofensivo en la agrupación. El argentino se alistó de manera diferenciada con la supervisión permanente del fisioterapeuta Hernando Escobar, cumpliendo al pie de la letra con su proceso de recuperación. Atento, disciplinado e integrado a la primera convocatoria del certamen, las ansias de hacer contacto con su juguete favorito lo llevaron a materializar el primero de muchos objetivos, porque su apellido volvió a ser escrito en la ficha técnica del segundo duelo para el elenco con sede en la Universidad Santa María, que venció 0-2 a Zamora con tanto del artillero sureño. Ser paciente tuvo su premiación en Barinas.

Félix Cásseres salió del encuentro al minuto 53 para darle ingreso al goleador bonaerense y la decisión del estratega Santana se convirtió en acierto, cuando a larga distancia, Britos hizo que el balón llorase de dolor en su abrazo con la red. El arquero Joel Graterol intentó erigirse figura de la ocasión, pero ni siquiera su larga estirada evitó que su majestad saciara la sed goleadora. Los tres puntos fueron a su bolsillo, pero más allá del triunfo, la alegría del buen regreso lo invitó a sonreír.

“Obtuvimos un resultado que para nosotros era clave y eso nos da cierta tranquilidad para seguir trabajando, pero sabemos que los equipos que están en la parte baja de la tabla también hicieron su trabajo, así que no podemos bajar el nivel”, aseveró.

Britos lleva en sus hombros la responsabilidad del peso ofensivo, pero fiel a los valores que le caracterizan como atleta y persona, prioriza intereses colectivos en detrimento de cualquier distinción individual, estando dispuesto a ocupar el rol que ameriten las circunstancias. Abandonar la zona roja y obtener un cupo a competición internacional son sus premisas argumentando razones del esfuerzo.

“Volver a marcar me da mucha confianza, pero lo que más me tranquiliza es que abandonamos los puestos de descenso y como locales tenemos una buena oportunidad para dar otro gran paso, estando conscientes que nos enfrentaremos a un equipo que irá a Caracas con la intención de sumar”, agregó el segundo goleador histórico del elenco caraqueño, quien se encuentra a dos tantos de igualar a Armando Carrillo, líder en dicho departamento con 10 festejos.

Ya hizo lo más difícil y logró algo importante: vencer al dolor y reencontrarse con el gol. Ahora tendrá por delante unos días para rendir a plenitud de condiciones y retomar los senderos de la alegría. En la intimidad de Metropolitanos festejan las altas del Clausura 2017 y una de las más importantes es que Gustavo ha regresado.