Carrillo: “Nadie dijo que iba a ser una llave fácil”

Rebeca Melo-Prensa Zamora FC.- El pasado domingo, Zamora Fútbol Club inició su paso en el octogonal final ante el conjunto del Deportivo Lara, partido que se disputó en “La Carolina” y que finalizó con una igualdad a un tanto en el marcador.

Los goles de Jorge Ignacio González, para los zamoranos, y otro de Lucas Gómez por los rojinegros, definieron el resultado del primer encuentro de los cuartos de final. El desgaste físico, es uno de los factores que pudo influir en el desempeño de los blanquinegros, sin embargo, Martín Carrillo aclaró: “El desgaste siempre se va a hacer presente, sobretodo en la parte final del torneo, más a nosotros que ahora nos toca jugar miércoles-domingo. Enfrentar este partido fue complicado ya que tenemos varios jugadores lesionados y por allí se torna un poco más difícil. Pero bueno, estamos disputando finales y las finales hay que sufrirlas, jugarlas e intentar ganarlas”, explicó el asistente técnico.

Al mismo tiempo, Carrillo dio un breve balance del compromiso que recién concluía y además hizo referencia al juego expuesto por el rival que tenían en frente: “El balance es positivo, el equipo (Zamora FC) generó y tuvo ocasiones de gol, hicimos un partido correcto, digno del inicio de una liguilla; el gol que nos hicieron fue un descuido nuestro. Nos enfrentamos al equipo más regular del torneo, nadie dijo que iba a ser una llave fácil. Ahora nos toca ir allá a hacer nuestro mejor trabajo, ganar y clasificar a la siguiente ronda”, concluyó.

El equipo comandado por José Alí Cañas, Martín Carrillo y José Manuel Rey, mantiene la dinámica de afrontar dos partidos –de dos torneos diferentes- en una misma semana, y luego de cumplir con la jornada de la Liguilla, los barineses de inmediato fijan su mirada en la final de la Copa Venezuela; los primeros 90 minutos de esta serie, frente a la oncena de AC Mineros, se jugarán el próximo miércoles, a las 7:00 p.m., en el Agustín Tovar “La Carolina”, en donde la Furia Llanera buscará imponer –una vez más- su jerarquía para conseguir un buen resultado.