Casa Portuguesa se consolida en Fútbol Sala

Miguel Andrés Santana. Con el pasar de los años, el fútbol sala se ha convertido en una disciplina deportiva que ha captado una gran cantidad de adeptos en Venezuela y con la conformación de una Liga Profesional, los talentos quienes forman parte del país exhiben sus cualidades con la intención de proyectarse a lo más alto. Es por eso que en la Casa Portuguesa del Estado Aragua y siempre apoyándose en una cultura que tiene como premisa enaltecer valores deportivos, culturales y sociales, le han puesto especial atención a la práctica de este deporte y Héctor Pereira, presidente del Comité de Fútbol Sala, es un referente deportivo del club, porque en su gestión los jugadores del reconocido club han dado de qué hablar.

Con el respaldo del presidente David Alcaria, en 2010 inició sus labores al frente de un grupo con la intención de dejar en alto los colores de lo que para muchos significa un segundo hogar. Con planificación, pasión, determinación y compromiso, los títulos obtenidos por diferentes escuadras que han pisado con fuerza en varios escenarios deportivos cumplieron con la expectativa trazada al inicio, teniendo ahora el compromiso de mantener la calidad que caracteriza a las personas quienes se esfuerzan por avanzar.

“Hemos vivido grandes momentos y ganado campeonatos importantes a nivel estadal y nacional. Actualmente, estamos realizando un torneo en honor a la Virgen de Fátima, que cuenta con el respaldo de la Junta Directiva de nuestro club. También trabajamos fuertemente en la conformación de equipos compuestos por jóvenes Sub.16 y Sub.18, quienes nos representarán en certámenes interclubes. El objetivo es estar siempre entre los primeros lugares, demostrando que podemos ser competitivos”, dijo el dirigente deportivo.

Haberse hecho con los máximos honores de un campeonato organizado en el Club Marítimo de Caracas a principios de año les permitió iniciar 2017 por todo lo alto, teniendo así un argumento perfecto para apostar por la consolidación de un proyecto que martes y jueves va tomando forma y sentido. Observar cómo crecen las escuadras a partir de la inclusión de nuevos niños es su motivo de alegría, por lo que cada vez se esfuerza más en captar talentosos atletas para incrementar la calidad.

“Estamos empezando, pero siento que vamos por buen camino. Tenemos alrededor de 20 muchachos quienes hacen vida en nuestros equipos, así que estoy seguro que seguiremos creciendo más. Siempre damos pelea al Centro Hispano, Casa Italia y Club Argentino, nuestras casas hermanas. Seguiremos transitando por este camino, porque hacer deporte es sentirse bien”, concluyó.