Castillo: “Estoy más concentrado que nunca”

Prensa Metropolitanos.- El tren de las oportunidades se detuvo en la estación donde Asdrúbal Castillo esperaba pacientemente una oportunidad. Tras cuatro años militando en equipos de Segunda División, Metropolitanos abrió sus puertas al bolivarense en enero del año pasado, para que así este pudiera mostrar la valía de un talento zurdo que nació para caminar derecho en dirección a la excelencia. Desde entonces, compartir su puesto de trabajo con Renier Rodríguez, alternándose en funciones de proyección al ataque, hizo que sacase máximo provecho de cada oportunidad recibida, pero este nuevo calendario trajo consigo un vagón vacío, pues además de una lesión que atacó a su compañero a principios del 2018, ha sido del gusto del entrenador, quien lo ha alineado en dos partidos seguidos, contra Puerto Cabello y Mineros.

Fue en el Centro Total de Entretenimiento Cachamay de Puerto Ordaz donde exhibió la mejor de todas sus versiones. Como cobrador de balones detenidos, tuvo que exigir al reconocido cancerbero Mario Santilli, además de galopar continuamente por su jardín con el propósito de pisar área rival. Se multiplicó, sudando hasta la última gota en procura de mandar un mensaje: cuentan con él.

Con pasado en Caracas Fútbol Club, Sport Club Guaraní, Angostura Fútbol Club y Unión Atlético Falcón, ser violeta fue lo mejor que pudo pasarle. Ya era hora que en la máxima categoría del balompié nacional conocieran sobre un joven capaz de trascender a punta de entrega. El cambio es notorio, porque cumplir consigo mismo, para ayudar a sus seres queridos, es la razón de su compromiso.

“Estoy más concentrado que nunca, trabajando y dando lo mejor de mí cada día. Este deporte no es de merecimientos, pero contra Mineros merecíamos por lo menos un empate, solo que el fútbol es así, y hay que entender”, dijo.

Y no era para menos. En Ciudad Guayana dejó el alma, teniendo una de las mejores presentaciones de su carrera profesional, cosa que espera reeditar ante Deportivo Anzoátegui, rival al que recibirán el domingo en las instalaciones del Estadio Nacional Brígido Iriarte de El Paraíso a las 11 de la mañana. Solo sirve ganar.

“Demostramos que somos un equipo que ante cualquier rival puede dar pelea. Mineros tuvo que esforzarse al máximo para ganarnos, y aunque jugamos parte del segundo tiempo con un hombre menos, dimos la talla. Como locales no podemos sino sumar los tres puntos y vamos por ellos”, agregó Castillo.

Aunque esta historia apenas comienza, en la intimidad del plantel técnicamente dirigido por Dani De Oliveira no existe espacio para la suerte. El éxito es consecuencia del arduo trabajo, por lo que ir a más siempre será premisa de vida.