Chiquillo: “El sueño es el mismo con el que llegamos el primer día»

Prensa Vinotinto.- Luego de 10 intensos días concentrados en el Centro Nacional de Alto Rendimiento, los convocados al acondicionamiento físico se trasladaron a Caracas para continuar con los trabajos hasta el próximo viernes 21 de diciembre.

El volante Luis Chiquillo, quien ha estado presente en 24 de 27 módulos siendo uno de los más constantes en los llamados del
seleccionador nacional Rafael Dudamel, asegura que para llegar a esta etapa el grupo ha tenido que trabajar mucho durante año y medio. “Para llegar aquí al acondicionamiento nos ha costado bastante. Hemos tenido un proceso de un año y medio. Estar aquí nos ha ayudado mucho, los profesores te ven, te corrigen, siempre estamos entrenando aquí y también en nuestros equipos”, aseguró el jugador de 19 años de edad.

Enfocado en las oportunidades

Además de ser constante en los llamados de la selección nacional, Chiquillo sumó más de 700 minutos en el 2018 junto al Atlético Venezuela, sin embargo se ha mantenido enfocado en lo que será uno de los mejores retos de su corta carrera: disputar el Sudamericano.

“Me enfoco en prepararme para lo que se viene en la Eliminatoria del Mundial, trato de enfocarme en ver la realidad de lo que se vendrá en el Sudamericano. Concentrarme más en lo táctico y en lo que me pidan los profes. La exigencia física ha sido bastante dura y creo que es un buen reto para uno como jugador”, indicó.

Para el nuevo mediocampista de Monagas S.C., la idea de poder jugar este próximo certamen continental le genera una alegría que lo motiva a continuar trabajando para representar la camiseta nacional en el Mundial de Polonia.

“Me genera mucha emoción y adrenalina pensar que voy a estar en el Sudamericano. Como todo jugador siempre queremos vestir la camiseta de la selección y representarlo en un Sudamericano para poder estar en un Mundial que es lo que queremos”, expresó Chiquillo.

El sueño sigue intacto

La selección nacional sub-20 ha estado preparándose desde mediados de agosto de 2017 con módulos tanto nacionales como internacionales. Sin embargo ya la competencia se encuentra a la vuelta a la esquina y los trabajos comienzan a ser cada vez más fuertes.

“El tiempo ha pasado bastante rápido. Hemos tratado de manejarlo pero la competencia la tenemos encima, los tiempos son cortos para
prepararnos y eso nos hace generar la emoción interna que uno tiene”, comentó el volante.

La cercanía con el certamen comienza a generar ansiedad, pero Rafael Dudamel y el resto del cuerpo técnico buscan motivarlos cada día para evitar que se desvíen de la meta principal. “Como dicen los profesores hay que tratar de mantener la calma en este poquito tiempo que nos queda y prepararnos de la mejor manera”.

Desde el primer día se ha ido formando un sueño que poco a poco agarra más fuerza: la clasificación de la Vinotinto sub-20 al Mundial de Polonia en 2019.

“El sueño es el mismo con el que llegamos aquí el primer día, en el primer módulo. Los profes nos dejaron muy claro que era clasificar al Mundial y eso a nosotros se nos metió en la cabeza y nos ilusiona mucho pensarlo. Ahora no vemos el Sudamericano como lo veíamos desde un principio sino como una Eliminatoria al Mundial, así nos centramos más porque queremos ir para allá”, cerró.