Femenino: Caracas quedó subcampeón del Evolution

Prensa  Emmanuel García.- Este sábado, Caracas Fútbol Club Femenino Sub-16 encaró la Gran Final del Torneo Conmebol Evolution ante Secasports en el Florentino Oropeza. Pese al gran esfuerzo realizado a lo largo del torneo, el cuadro avileño cayó 4-1 y se quedó a un paso del cetro de la competición nacional.

Las avileñas iniciaron el encuentro en pro de apropiarse de la pelota y el duelo se tornó denso y de pocas ocasiones en los primeros minutos. Sin embargo, con el transcurso del cronómetro el cuadro local amenazaba constantemente el predio avileño, pero las estiradas de Ashley Pulgar evitaba una y otra vez el tanto valenciano.

A pesar del adverso panorama, Raiderlin Carrasco luchó con pundonor para abrir la pizarra, pero el cerrojo defensivo carabobeño dificultó enormemente su avance. Al 25’, un tiro libre de Daniela Becerra fue otra perfecta ocasión para abrir el marcador, pero el destino no le sonrió a las capitalinas nuevamente.

Un contragolpe carabobeño lo culminó con un disparo de larga distancia de Adiangela Quiñonez al 23’ y esto generó que Caracas tuviera que luchar aún más para igualar el marcador, pero pese a la voluntad el mismo se mantuvo inmóvil hasta expirar el primer tiempo.

En el complemento, un tiro libre de Daian Moreno ocasionó el segundo tanto para Secasports en el compromiso. Con el 2-0, las de la Cota 905 tuvieron que intensificar sus esfuerzos en la ofensiva en pro de la remontada, pero al 46’, Secasports  sumó  una nueva diana producto de un tiro de Norka Fergusson que pegó en el palo e ingresó a la cabaña capitalina.

Al 60’, las caraqueñas tuvieron otro momento de hacer presencia en el electrónico con un centro de Andrea Cedeño que no conectó Stephanie Prudant con comodidad en el seno del área. Tres minutos después, una nueva contra académica fue letal y sirvió el 4-0.

No obstante, pese al adverso panorama Las Rojas del Ávila no bajaron los brazos y al 70’, un tiro libre de María Benítez pegó en el travesaño y Luisana González empujó el esférico con la cabeza al fondo de las redes y sellar el definitivo 4-1.