Fran Perlo ganó un partido especial

Redacción: Miguel Santana. Fotos: Cortesía Fran Perlo. Al técnico venezolano Francisco Perlo nunca le han asustado los retos grandes, y fue precisamente por ello que hace años tomó rumbo en dirección a Panamá, país donde comenzó a escribir una exitosa historia como profesional del balompié canaleño, primero al mando del equipo Costa del Este y ahora, llevando las riendas del cuadro Leones de América, con el cual venció precisamente a su primera escuadra, esto con marcador de 1-2, dando un paso importante en dirección a materializar una meta clave: convertir a su combinado en un elenco competitivo.

Aunque siempre ha apostado por grandes cosas, el estratega oriundo de Valencia pisa tierra y entiende que la prioridad del conjunto cuyas riendas lleva está vinculada a la formación, exposición y exportación de jugadores; no obstante, esto no le impide ir más allá, trabajando de manera silenciosa, pero efectiva. De momento suma cuatro puntos de seis posibles, encontrándose invicto en el certamen.

“Cuento con un plantel muy joven para esta categoría y este tipo de torneos se gana con gente de experiencia, pero nosotros trabajamos con fe, humildad y mucha ilusión. Somos el equipo con menos promedio de edad del torneo, teniendo en nuestra plantilla a jóvenes de 15 y 16 años, pero que siempre están dispuestos a dar lo mejor de sí”, destacó el timonel vinotinto, quien de a poco va ubicando su nombre en la órbita de técnicos exitosos que hacen vida en el fútbol panameño.

Todo se vivió con normalidad. Perlo, siempre atento a los detalles, sacó máximo provecho del rendimiento ofrecido por sus dirigidos en ese último duelo, encontrándose ahora mentalizado en sus siguientes retos, sabiendo que, con determinación, pasión e inteligencia pueden hacerse realidad sus grandes sueños.

“En la vida siempre hay que trabajar con mentalidad ganadora y aprender de los errores cometidos. Este plantel está lleno de personas que tienen una gran disposición para trabajar y eso es algo que valoro mucho. El camino nos irá diciendo en qué nivel estamos, pero desde lo personal siento que los muchachos tienen muchas ganas de exhibir talento”, agregó el caribeño.   

Dirigir en Primera División significa una meta desea cumplir, y si puede hacerlo con la escuadra que apostó por sus conceptos tácticos, mejor aún. Firme a sus convicciones, dejar en alto al nombre de su bandera le hace tener un propósito diario. Francisco Perlo no para de crecer y el destino le aguarda un lugar especial.