Francisco Pol estará fuera por 4 semanas

Prensa Mineros de Guayana. Mineros de Guayana no contará con otra pieza importante para afrontar la recta final del Torneo Apertura 2017. En esta oportunidad, el mediocampista Francisco Pol se perderá cuatro semanas debido a un esguince en su rodilla izquierda.

Pol, quien jugó por última vez con la elástica negriazul ante Deportivo Anzoátegui por la undécima fecha del campeonato, trabajará intensamente de la mano del cuerpo médico minerista con el fin de regresar a las canchas lo más pronto posible.

Diagnóstico alentador

El jugador de vocación ofensiva sufrió esta lesión en el entrenamiento del pasado domingo previo al choque vs. Deportivo La Guaira. Desde ese entonces, Pol se enfoca en seguir al pie de la letra la receta administrada por los encargados de tratar la parte física del equipo: reposo y entrenamiento ligero.

Según el Dr. Alfredo Santamaría, médico de Mineros de Guayana, el diagnóstico exacto de la dolencia del volante negriazul consiste en un esguince grado 2 de su articulación izquierda, comprendiendo el ligamento colateral interno.

Hoy comenzó el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP), donde se busca restablecer el tejido lesionado.

Enfocados en Socopó

Entre tanto, la tropa dirigida por Juan Domingo Tolisano regresó a los trabajos este martes en Ciudad Mineros, pensando en su siguiente compromiso del Apertura frente a Atlético Socopó.

La jornada matutina comprendió ejercicios regenerativos para aquellos efectivos que vieron minutos en la más reciente presentación del equipo, mientras que los suplentes desarrollaron aspectos físicos y tácticos ante la atenta mirada del cuerpo técnico.

El conjunto negriazul trabajará este jueves en el Centro Total de Entretenimiento Cachamay a partir de las 5 de la tarde, para continuar afinando la estrategia que le permita quedarse con los tres puntos en casa.

Escobar con buen ritmo

Por último, es importante destacar la evolución positiva del habilidoso mediocampista Rolando Escobar, quien se mantiene entrenando con buen ritmo bajo la supervisión del cuerpo médico minerista.