García: “No es fácil en lo personal ver el partido en la grada”

Prensa Atlético Socopó.- La última lesión del dorsal ‘9’ de Atlético Socopó, Luilly García, ha sido el peor enemigo en la fructífera carrera del verdinegro. Quien ha sido un jugador partícipe del cuadro llanero desde hace varias temporadas. Pero exactamente fue el 20 de noviembre -en al final del Ascenso- cuando disputaba el partido ante Metropolitanos FC donde una dura entrada de un rival en su rodilla derecha trancó el buen andar.

Aunque la paciencia ha sido la clave para el futbolista, que se realizó una operación de menisco en el mes de enero, para luego regresar a un entreno a los dos meses después, pero no soportó el dolor en su rodilla derecha y debió abandonar la cancha. Aunque luego la recuperación no fue exitosa, y volvió a practicarse la misma operación en el mes de julio, pero ahora ya se encuentra en una mejor etapa y entrena desde hace varios días con el resto de sus compañeros a diario.

“Fue una lesión bastante delicada, pero gracias a Dios y a la mano de nuestro fisioterapeuta Iván James, al Dr. Rafael Viloria y al fisiatra David Fermín quienes me han ayudado para recuperarme bien y de verdad espero estar pronto en la cancha de nuevo”, describe el puntero.

Asimismo, García comentó que: “No es fácil en lo personal ver el partido en la grada o escucharlo por la radio; quiero participar en este momento que se ve reflejado en la tabla para aportarle al equipo. Ojalá pronto pueda estar en partido oficial”, agregó.

El eterno número 9 analizó el vuelco que ha dado Atlético Socopó, que como reto es salir del descenso, la idea también es luchar por altos objetivos: “Todo ha cambiado; la mentalidad de los jugadores es otra, apuntamos a grandes cosas que se ha reflejado en el torneo, esperando que lleguemos a entrar entre los ocho mejores del país”, asegura, al tiempo que no duda en convencerse que el grupo puede batallar por grandes cosas, aunque lo hace con prudencia: “Creo que sí podemos lograr las cosas bien y lograr algo trascendental, pero tampoco hay que apurarse para llegar al objetivo trazado”.

Luilly entrena con total normalidad mientras cierra algunas terapias de recuperación con Iván James. El jugador, que ha disputado varios semestres con la camiseta verde y negra, sabe que su presencia es fundamental en el tramo final del campeonato, por lo que su puesta a punto es necesaria para aportar en una campaña que puede ser histórica para el equipo perteneciente al estado Barinas.