Hernández: “Sabíamos que era un partido difícil”

Con una genialidad de Richard Blanco, cuya finalización recayó en el siempre oportuno Nelson Hernández, Mineros de Guayana supo traducir el dominio ofensivo y ganó 1-0 ante Deportivo Lara el pasado domingo, en la ida de la Gran Final del Torneo Clausura 2017.

Hernández, de 25 años, convirtió su quinto gol del certamen, luego de entrar tras la lesión del volante Francisco Flores (23’). Posteriormente, el nativo de Puerto La Cruz salió del compromiso al ser sustituido por Rodderyk Perozo (85’).

Consumado el importante lauro, el par de protagonistas mineristas hicieron un balance de los noventa minutos desarrollados en suelo guayanés.

 Ardua batalla

Mineros y Lara no decepcionaron. Los equipos 1 y 2 del campeonato libraron una encarnizada lucha por el control de la esférica, además de los intentos de inquietar las respectivas arquerías.

Para el goleador de la tarde-noche, Nelson Hernández, conseguir el resultado positivo en casa significa un logro sumamente importante pensando en la vuelta, que se llevará a cabo en el Estadio Metropolitano de Cabudare.

“Sabíamos que era un partido difícil. A pesar de no poder aumentar el marcador, nos vamos con un buen margen a Barquisimeto. Será difícil enfrentarlos, porque ellos se hacen fuertes en su feudo.  Lo importante es que marcamos y dejamos la portería en cero”, apuntó el apodado “Teto”.

Asimismo, el dorsal 18 negriazul destacó la confianza brindada por el entrenador Juan Domingo Tolisano, como una de las razones fundamentales para el sólido rendimiento ofensivo que ha cosechado recientemente.

“Gracias a Dios he tenido una buena temporada. Creo que he sabido aprovechar los minutos que me ha dado el profesor Tolisano, y qué bonito responderle en la cancha anotando”, acotó el polivalente jugador.

“Ahora nos queda descansar, pensar en el siguiente partido. Tenemos la fe y convicción de poder conseguir esa segunda copa en Cabudare. Pienso que debemos mantener la garra y esa actitud luchadora que hemos demostrado hasta ahora”, concluyó Hernández su intervención.

Habló el capitán

Por otro lado, si bien no marcó, Richard Blanco asistió y causó bastantes dolores de cabeza a la zaga larense. El experimentado ariete resaltó el carácter ganador del grupo que defiende los colores mineristas.

“Fue un partido bastante complicado. Hay que seguir trabajando, la final no se ha terminado. Debíamos buscar el resultado, utilizar todas las virtudes a nuestra disposición para lograr ese objetivo”, afirmó el “Avioncito”.

Por último, el habilidoso delantero fue enfático en señalar la unión existente dentro del primer equipo. “Tenemos mucho sacrificio de grupo, nadie es más que nadie, todos somos importantes y cada uno trata de colaborar en el terreno de juego”.