Juan García: “El fútbol me lo dio todo”

Angelo González. – Pasión X El Deporte. –   El grande e histórico Juan García, llegó este jueves 16 de abril a los 50 años de vida celebrados por todos los amantes del fútbol venezolano, que recuerdan sus más de 350 goles en el balompié nacional y por vestir la camiseta Vinotinto, dejando una huella imborrable de la cual él mismo dice sentirse orgulloso. 

“El fútbol no te dará de comer”, fueron algunas palabras de la madre del goleador leyenda del fútbol venezolano, Juan García Rivas, durante sus inicios en este bello deporte, que, según sus propias palabras, le dio todo lo que hoy lo ha hecho profesional y ser humano. 

Se describió como un terco del futbol, que desde muy joven compartía su pasión con su hermano Evelio García, convirtiéndose en un dolor de cabeza para sus padres, que intentaban inculcarle los valores del estudio, tomando el deporte como un hobbie. “Se convirtió en un dolor de cabeza para mi mamá, porque teníamos una cancha de fútbol a diez metros de distancia a nuestra casa, donde me la pasaba jugando en mi infancia y juventud”, acertó el oriundo de Tumeremo de forma alegre al recordar a su madre. 

Una trayectoria de 26 años dentro de las canchas de Caracas FC, Atlético Zulia, Mineros de Guayana, Deportivo Táchira, Nacional Táchira, y una larga lista de equipos, en los que comenzó a andar en su mayoría de edad cuando debutó en el Minervén del Callao en 1988, equipo que hacía vida cerca de su pueblo natal Tumeremo, localizada en la frontera con Brasil.  

En la adolescencia, fue cuando “El Lagarto”, reflexionó y se propuso el objetivo de convertirse en un jugador profesional, aunque en un tono de alegría y broma comentó, que, en su momento varias personas lo señalaban como tosco y sin técnicas necesarias para ser un futbolista, pero Juan, se dedicó a desarrollarse para hacerlo realidad. 

“Decir que mi sueño era marcar más de 300 goles es mentira”. Relató al respecto cuando se le preguntó sobre el mayor logro que lo llevó hacer un hito de la Liga Fútbol Venezolano. “Mi meta era convertirme en profesional, los goles llegaron con el esfuerzo”, agregó. 

Un gran creyente 

García, no solo cree en el fútbol también reconoce creer en Dios, qpues afirmó ser un bendecido por las cosas buenas que le pasaron dentro y fuera de los terrenos de juego.  

“Mi vida espiritual forma parte de mi recorrido en el mundo deportivo, porque siempre fui un enamorado de Dios, agradeciéndole siempre por las cosas buenas que nos da a diario”, comentó el ex delantero.  

El primer defensa siempre es el delantero 

Una anécdota que cuenta “El Lagarto” y que pocos deben conocer, es que el goleador histórico, comenzó a disputar encuentros en el primer equipo de Minervén como lateral derecho, pero su olfato goleador fue reconocido luego de tener tan solo tres partidos disputados en el primer nivel, que lo trasladaron a ser el delantero quien hoy en día todos conocen. 

“Cuando subí, el primer equipo tenía a varios jugadores de renombre en mi posición, es por eso y por mi contextura, que me ubicaron como lateral, pero solo fueron tres partidos, porque toda mi vida jugué en el frente de ataque. Sin embargo, en más de una ocasión jugué en más de una posición por mi enfoque y por diferentes acontecimientos”, sostuvo la leyenda venezolana.  

Juan, quien fue considerado un destrozador del área chica, se describe un enamorado de su profesión, aunque en la actualidad ya no vista una camiseta con un número en su espalda, vive ligado al “Deporte Rey”, siendo el presidente de la Asociación Única de Jugadores del país. “Aunque ya no estoy en actividad, no me desligo de mi pasión”. 

Si hay un sueño que anhela, es ser reconocido en vida por sus logros alcanzados, y espera un guiño por parte de la Federación Venezolana de Futbol (FVF) y de la Liga FUTVE, en que el trofeo de goleador de la temporada en fútbol venezolano lleve su nombre, en conmemoración a sus más de 350 anotaciones.