Metropolitanos se medirá ante CFC

Miguel Santana. Los grandes equipos demuestran la valía de su gallardía en momentos de adversidad, y Metropolitanos no escapa de aquella máxima. Comprometidos con trabajar unidos por un mismo fin, cada representante de la familia violeta quiere dar lo mejor de sí, teniendo un escenario propicio para demostrar intenciones de trascendencia. Esta vez el rival será la institución que más estrellas ha bordado en su uniforme, Caracas Fútbol Club, teniendo como sede al Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, donde este miércoles a las siete de la noche y con transmisión de La TeleTuya, los dirigidos por Rafael Santana buscarán noquear al descenso en su quinto asalto, tras haber cedido en su última confrontación ante Aragua Fútbol Club, sucumbiendo sobre la hora con marcador de 2-1.

Pese a encontrase en la duodécima posición del Torneo Clausura 2017, verse reflejados como colistas del certamen balompédico en lo que la temporada completa se refiere es algo atípico para una escuadra acostumbrada a competir, cargando consigo la responsabilidad de corregir detalles en el firme propósito de escalar hasta encontrarse en la vanguardia del certamen. Medirse ante los vecinos capitalinos supondrá la oportunidad perfecta para imponer autoridad, tal y como ocurriese en la presentación contra Zamora, ganada por 0-2 en Barinas hace tres semanas. Para ello, el cuerpo técnico caraqueño ha tomado los correctivos necesarios en las prácticas previas al choque, prestando atención a las principales virtudes que caracterizan al contrincante avileño, que en su más reciente antecedente contra los de la Universidad Santa María, estuvieron a cinco minutos de caer, siendo salvados por el ariete Edder Farías, quien al 85 emparejó el duelo 1-1.

En las retinas de los aficionados del subcampeón del Torneo Apertura todavía está fresco el recuerdo de haber vencido en cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2009 al Deportivo Cuenca, cuando en la noche del 13 de mayo de aquel año, Emilio Rentería, con un portentoso zapatazo a 30 metros del arco, conquistó el tercero de cuatro históricos goles. Con ansias de volver a marcar, pero ahora para su nueva causa, el oriundo de Nuevo Horizonte se hará sentir en un lugar que bien conoce, rindiendo a plenitud de condiciones en favor de un club que también cuenta con Carlos Verdú, Renier Rodríguez y Félix Cásseres, quienes en el pasado formaron parte de la escuadra a la que hoy enfrentan. 

“El grupo está totalmente mentalizado en obtener una victoria que nos permita alejarnos del lugar que ocupamos, sabiendo siempre que cada partido para nosotros es importante. Ellos nunca han sido un rival sencillo, pero Metropolitanos quiere demostrar que puede ganar, así que iremos con todo desde el comienzo”, manifestó “el venado”.

Aunque poco importan los antecedentes, la balanza se inclina a favor del cuadro técnicamente comandado por Noel Sanvicente, que ha ganado tres de los cuatro duelos disputados entre ambos. El 13 de agosto de 2014 nació dicha rivalidad, siendo Jorge “zurdo” Rojas el encargado de anotar el primer gol para la causa metropolitana. En la hoja de goleadores contra los “rojos” también han escrito sus nombres los importados Nélson Semperena y Gustavo Britos, este último en el compromiso más reciente entre los dos.

Mijaíl Avilés debutó apenas el domingo pasado y ya plenamente adaptado al grupo, sabe que su objetivo es entregar el máximo en aras de obtener tres puntos fuera de casa, entendiendo así la importancia que tiene este compromiso entre semana.

“Nosotros ni siquiera pensamos en empatar, porque ganar es lo único que nos sirve. Este plantel está compuesto por jugadores de mucha experiencia y recorrido, que saben manejarse de muy buena manera en este tipo de situaciones”, dijo el volante. 

 Lo acontecido quedó atrás. En este quinto capítulo, dar un golpe a la mesa y hacer a un lado cualquier preocupación se convierte en objetivo inmediato para los usemistas. La metrópolis venezolana será testigo de un nuevo episodio entre dos de sus tantos hijos. Caracas quiere demostrar poderío en su feudo y Metropolitanos no siente temor alguno.