Rafael Dudamel: “Es un partido histórico”

Prensa Vinotinto. Tres sesiones de trabajo sirvieron para que la Vinotinto sub-20 se prepara para el importantísimo compromiso que afrontará este jueves, cuando juegue contra Uruguay a las 05:00 p.m. hora local (04:00 a.m. hora venezolana) en el Estadio de la Copa del Mundo de Daejeon, por las semifinales de la Copa del Mundo FIFA República de Corea 2017. El objetivo primordial de la plantilla es sostener el registro perfecto en el certamen y lograr el pase a la final.

Rafael Dudamel, estratega del cuadro criollo, es consciente de la valía que posee el encuentro que disputarán frente al equipo charrúa, al que le igualaron y vencieron en el Campeonato Sudamericano de Ecuador. “Es un partido histórico, nos estamos jugando un pase a la final de una Copa del Mundo y por lo que nosotros tenemos en nuestra historia, por lo que nosotros en cada año, en cada etapa, hemos ido logrando con equipos en Copa Libertadores, con selecciones en Copa América, pero ahora jugando una Copa del Mundo yo creo que sí se convierte este de mañana contra Uruguay en semifinal, el partido de mayor trascendencia en la historia de nuestro fútbol venezolano”, argumentó.

Desde el pitazo final del partido ante Estados Unidos, la selección nacional tiene el enfoque exclusivamente en el choque ante los uruguayos.

“No hay porqué cambiar absolutamente nada, además que no hay tiempo, aquí hay que mantener la alegría y la concentración en su estado más alto para que los jugadores disfruten de cada momento previo al partido, para que lleguen con la calma y la lucidez suficiente sin que nada les perturbe. Nuestro mensaje a ellos ha sido muy claro, no hay porqué pensar ni en el ayer ni mucho menos en el mañana, es el partido en el que hay que estar totalmente concentrado, no podemos adelantarnos a escenarios, a situaciones si no ganamos el partido de mañana, así que hay que pensar en Uruguay durante 90, 120 minutos o los penales, y luego poder ya preparar la final”, confesó el nacido en el estado Yaracuy.

“Pensando en el partido de semifinales, nosotros desde el cuerpo técnico no hacemos ninguna actividad distinta a las anteriores para que ellos también sientan que vamos actuando con la mayor normalidad”, agregó.

Dudamel y el grupo no se confían de los marcadores alcanzados frente al contrincante de turno en el actual proceso. “Los resultados positivos obtenidos en el Sudamericano con ellos nos llenan de confianza, pero estamos muy claros que esto es una historia totalmente diferente, que este es un partido totalmente distinto, nosotros tampoco somos los mismos del Sudamericano y mucho menos de la preparación. Ambos llegamos con un mayor nivel de solidez, de madurez con nuestros jugadores en el juego colectivo y hoy en día hay un gran respeto, como siempre, hacia nuestro rival, porque reconocemos la calidad de equipo que son, como lo hemos hecho contra todos los rivales y que eso nos ha permitido forzarnos al máximo, en la mayor exigencia; vamos a seguir hacia adelante, con la ilusión del primer día, emocionados, pero a la hora de jugar con la cabeza bien puesta en el partido”, manifestó.

Sobre los encapillados y las bajas de la Vinotinto sub-20 para este trascendental desafío, el timonel afirma que son parte del oficio y está contento con la actitud de sus dirigidos en cada acción.

“Aquí nadie se regula, aquí todo el mundo se entrega al máximo y no se cuida de entrar fuerte o cometer una falta cuando tenga que cometerla por querer jugar el siguiente partido. Las circunstancias que se han presentado son propias del juego, en donde hay que resolver y hay que resolver, porque si me cohíbo o me freno, me limito a una respuesta adecuada en el partido por no tener una amarilla y pensar en el siguiente juego, quizás podemos terminar no jugándolo, recibir un gol, una expulsión, así que todos se han entregado al máximo, no se han guardado nada y ahora tendremos dos ingresos nuevos para el once inicialista del partido contra Uruguay, teniendo jugadores frescos que conocen muy bien la filosofía de trabajo y que estoy seguro no van a desentonar como ha pasado en otras ocasiones con otros jugadores”, aseguró.

El seleccionador nacional también opinó sobre el proceso de recuperación del volante Yeferson Soteldo, quien se esfuerza para volver a consumir minutos. “Soteldo está haciendo un gran esfuerzo, ha estado muy dedicado en su recuperación, fortaleciendo, trabajando con medios físicos, está muy bien y puede que sea una buena alternativa para el partido contra Uruguay si llegásemos a necesitarlo”, aseveró.

Rafael Dudamel admitió sentir tranquilidad en las horas previas al histórico enfrentamiento de la escuadra nacional, que luchará por conquistar la cúspide en territorio asiático. “Estoy tranquilo, intento estar tranquilo, sé lo que es disfrutar de estos triunfos, sé la euforia que se vive en estos momentos y también sé lo efímero que son estos momentos; la paso bien, mi mayor felicidad no es ganar un partido, mi mayor felicidad es la de ver a los jugadores en su mejor estado de ánimo y en su disfrute, en su crecimiento con esta huella de éxito que nos va a marcar mucho para el futuro del fútbol venezolano y por supuesto también de ellos, porque les va a permitir ser observados y consolidarse en el fútbol internacional. Lo disfruto con mi familia, lo comparto con mi señora, con mis seres queridos, sabemos la trascendencia que esto tiene y a donde nos puede catapultar, pero ya después en el tiempo podremos disfrutar realmente de todo esto que estamos haciendo”, culminó.