Rivas: “La clave es el trabajo en equipo”

Christian Delgado. Luego de una semana llena excelentes resultados para Carabobo Fútbol Club, dónde se destronó al Deportivo Lara, que marchaba líder invicto del Torneo Clausura 2017, y obtener la clasificación a los Cuartos de Final de la Copa Venezuela 2017, los granates lograron afrontar una seguidilla de cinco partidos jugando sábado – miércoles – sábado con un balance positivo de un empate, tres enfrentamientos ganados y un cuarto obtenido desde la vía del punto penal, logrando mantener la gran forma que tiene al equipo del “Emperador”, Julio César Baldivieso en lo más alto de la tabla acumulada y a tan solo dos puntos del ahora líder del Clausura, Mineros de Guayana.

De forma avasalladora, la Vinotinto Regional sigue dentro de las dos competiciones existentes en nuestro balompié nacional, demostrando ser el equipo más regular de la temporada y uno de los equipos más imponentes con una abrumadora cantidad de 56 goles y una defensa blindada por todos los frentes que solo ha permitido 19 goles encajados, en 27 partidos disputados.

Parte fundamental de este gran funcionamiento colectivo se debe al trabajo realizado por cuerpo técnico encabezado por el ex seleccionador nacional, Julio César Baldivieso, pero en especial la gran solidez física que mantiene al equipo en plenitud de condiciones es gracias al papel que juega el preparador físico, Cristóbal Rivas, quién habló sobre la planificación y el arduo trabajo que ha realizado a lo largo de la temporada.

“La clave es el trabajo en equipo del cuerpo técnico a la cabeza del profe Baldivieso, el implementa su idea de juego, su manera de conducir el grupo y tratamos de no dejar ningún detalle al azar, ya sea en lo físico, técnico, táctico, suplementación, alimentación de los jugadores en el descanso y también con la colaboración de ellos (jugadores), sino esto no podría ser llevado a cabo, pero el principal factor es la labor en equipo encabezada por el profe Baldivieso” enfatizó el chileno que arribó junto al resto del cuerpo técnico para el Torneo Apertura 2017.

Sobre la ardua temporada que se aproxima ante la inminente cantidad de partidos que se disputaran afrontando ambas competencias, y la exigencia física que repercutirá en un plantel que hasta ahora afronta el torneo con un gran rendimiento, pero con unas cargas importantes por lo ya realizado en tan cortos espacios de descanso, Rivas señaló que, “hay que ir objetivo por objetivo como dice el profe (Baldivieso), partido a partido, hasta hoy no hemos tenido grandes lesiones, más allá la de Maurice (Cova), que es una lesión traumática, igual que la del “Chino” (Aquiles Ocanto), en las que no tiene injerencia las cargas de entrenamiento, sino que es producto de la mala suerte, la superficie dura”.

Con respecto estas lesiones graves de dos jugadores importantes para el armado del plantel, explicó que“Lamentablemente lo de Cova ocurrió por un problema de meniscos que ya venía arrastrando de una operación y recayó, lo del “Chino” Ocanto fue un problema en su ligamento, su articulación, que es producto de la cancha, así que son factores en el cuál no podemos incidir nosotros”.

A pesar de la pretemporada y la planificación realizada, las lesiones son parte del día a día de una escuadra profesional de cualquier deporte, por lo que Rivas comentó que “es mala suerte, de ahí en más, hemos tratamos de manejar las cargas en conjunto siempre con el cuerpo técnico, con el profe Baldivieso y los mismos jugadores, hasta ahora vamos bien, de pronto la única desfavorable que podemos tener en algún momento es el plantel corto para los dos campeonatos (liga y copa), apuntó el entrenador austral.

“Es una plantilla demasiado corta, hay muchos jóvenes y los jugadores de experiencia vienen sumando minutos, si bien es cierto, han podido jugar todos los muchachos jóvenes como en el caso de Carlos Ramos, Alejandro Fuenmayor, Robin Gutiérrez, Marco Bustillo, José “Chinito” Bandez, Adrián El Charani, Christopher Montaña, Diego Osío, entre otros, en su mayoría son todos menores de 20 años, otro incluso de menores de 18 años, el profe los ha hecho rendir a gran nivel y por eso tienen su oportunidad dentro del equipo” recalcó.

Una de las cualidades más importantes del conjunto es esa mixtura entre experiencia y juventud de piezas claves, pues es un equipo que acumula una cantidad de torneos consecutivos y varias participaciones internacionales, a pesar de mantener un promedio de edad de 23 años, lo cual lo hace uno de los planteles más jóvenes del campeonato. “Cabe resaltar eso, que principalmente nos están dado una gran mano, son gente joven que está empezando, mostrando sus primeras armas, pero le han respondido muy bien al entrenador” afirmó.

“El cuerpo técnico dirigido por el profe Baldivieso confía en todos, y por ahí también está la clave, él les da las armas necesarias a todos para poder desarrollarse, muchos técnicos a nivel mundial, no lo hacen, sino que aseguran su trabajo, trabajan con gente de experiencia, gente grande y minimizan los riesgos, este cuerpo técnico se arriesga, cree en la gente joven y si bien hoy día tenemos un plantel muy corto, también ha generado una gran riqueza en lo que es el trabajo de formación, promoción y futura venta de jugadores jóvenes, lo cual es muy importante en el trabajo que encabeza él (Baldivieso), resaltó el trasandino que trabajó anteriormente en Colo-Colo.

Sobre el éxito que han obtenido los juveniles en esta temporada, recibiendo el llamado a los módulos preparativos de la selección nacional Sub 20, de hasta cuatro jugadores juveniles como es el caso de Carlos Ramos, José Bandez, Christopher Montaña y Adrián El Charani, Rivas indicó que “ellos están preparados, vienen trabajando con nosotros desde diciembre, todos los jóvenes han tenido una gran preparación junto al plantel profesional en el punto de vista físico, siempre se trata de evitar los riesgos que puedan traer las lesiones menores”.

Sin embargo, el preparador físico del elenco granate, recordó que el responsable de que los jóvenes rindan de la mejor manera y den una mano al equipo, con todas su fuerza y condiciones intactas producto de su misma juventud, “es el entrenador Baldivieso, que se ha arriesgado, poniendo muchas veces su cabeza en juego confiando en gente joven, el plantel es muy corto y el técnico se la ha jugado por gente joven, como es el caso de Alejandro Fuenmayor que está teniendo una gran temporada a partir de las oportunidades que le ha bridando el entrenador de demostrar su talento dentro del campo”.

A pesar de la alta competencia entre los ocho equipos que luchan por clasificar a la liguilla de este Clausura, el cuerpo técnico granate es único conformado en su mayoría por extranjeros que se ubica entre los primeros lugares. “Es gratificante conformar este cuerpo técnico con gente de gran valor, como el profe Baldivieso, “Pancho” Argüello, Caguana y toda los que trabajan con nosotros, desde los utileros hasta nuestro departamento de prensa, muy es gratificante” subrayó.

Finalizando el preparador físico habló sobre lo difícil que es mantener la regularidad en un torneo dónde los tiempos son tan cortos y el nivel de la competencia se mantiene en ascenso. “De ahí en más, el margen de error es muy corto, la preparación no fue la óptima porque no tuvimos tiempo, si uno se fija en los cuatro equipos que terminaron peleando la última liguilla, que prácticamente tuvieron una o dos semanas de preparación, no hay ninguno hoy día en fases finales de Copa Venezuela, quedaron todos eliminados, eso quiere decir que es muy difícil tener una regularidad y nosotros somos el único equipo que mantiene la regularidad en los dos torneos, seguimos peleando arriba, líderes de la general, estamos en Cuartos de Final de la Copa Venezuela, cosa que ninguno de los finalistas del torneo anterior ha podido sostener, así que eso habla muy bien de nuestro trabajo” concluyó.

De esta forma, los comandados por el “Emperador” Baldivieso y su cuerpo técnico, se preparan afrontar la últimas siete fechas del certamen liguero y trascender en la presente edición Copa Venezuela, con miras a mejorar la actuación del pasado semestre, cuando la Vinotinto Regional quedó en eliminada de la liguilla sin perder un solo enfrentamiento.