Sifontes: “El grupo está enfocado en la estrella”

Prensa Monagas SC. Restan siete días para que Monagas Sport Club conozca quien será su rival en la Gran Final de la Temporada 2017 del balompié criollo, once para jugar el partido de ida y todos estos factores se conjugan para formar un coctel de ansiedad y sentimientos encontrados durante dos semanas de recuperación y planificación de lo que serán los dos partidos más importantes del año.

No obstante, y ante todo esto, el psicólogo de la entidad azulgrana, Luis Sifontes, no ha parado de trabajar en conjunto con el cuerpo técnico, contando con el tiempo necesario para dejar atrás los vestigios de un año exigente deportivamente para un plantel que mantiene la ilusión de coronarse como monarcas del fútbol profesional venezolano.

Sifontes, Psicólogo egresado de la Universidad Centra de Venezuela y con vasta experiencia dentro del fútbol nacional, explicó como se deben manejar estas instancias, apuntando que tras la eliminación en la Semifinal del Torneo Clausura se ha elaborado una planificación de trabajo con la finalidad de que los jugadores lleguen a la máxima cita en plenitud de su forma física y mental.

“Es complicado de inicio por la forma en la que se dio nuestra salida del torneo, no era lo que teníamos en mente y no estaba en las proyecciones que nos planteamos en el inicio de la temporada, pero el fútbol tiene estas cosas y por eso se tiene que ir planificando sobre la marcha”, detalló Sifontes luego de la sesión de trabajo de este sábado en el Estadio Monumental de Maturín.

Tiempo de recuperación

En ese sentido, el especialista en psicología deportiva aseveró que “tratamos de respetar el duelo del grupo que había dentro del camerino y de cada uno de los integrantes del plantel por como se dieron las circunstancias del partido en Barquisimeto, pero ahora queda enfocarnos en el trabajo, en lo que se viene y en esa ilusión tan bonita de poder bordar la primera estrella en nuestro escudo”.

De igual forma analizó la semana de entrenamientos, argumentando que la evolución fue positiva debido a que, a su juicio, la plantilla supo dar vuelta a la página y enfocarse en el máximo objetivo. Asimismo, contó que su intervención sobre la plantilla fue de forma individual, enfocándose en cada uno de los protagonistas que han vivido todo en primera persona.

Máxima motivación

“Para el grupo, a la interna, hay una especie de revancha personal y así lo viven los futbolistas. Esta plantilla se ha caracterizado por luchar siempre contra cualquier adversidad y momentos difíciles. Todo lo malo que pudieron haber pasado durante el año termina siendo un punto de partida para darle la vuelta y sacarle provecho a lo positivo de cada experiencia”, argumentó.

En el inicio de la semana, el cuerpo técnico trabajó en la recuperación de los jugadores con más minutos jugados en el año mediante sesiones de regeneración con el fin de ir subiendo paulatinamente las cargas y así contar con la mejor versión de los futbolistas habituales dentro del esquema del profesor Ferreira.

Cabe destacar que el elenco azulgrana ha disputado 49 partidos en 2017, 45 de ellos por torneo local y cuatro en Copa Venezuela, además de no contar con un tiempo considerado para el descanso y recuperación del plantel tras titularse campeones del Apertura 2017. Una carga importante que conlleva a que la forma física comencé a mermar conforme transcurran las jornadas. Sin embargo, y pese a este factor, el grupo llegó muy motivado a la penúltima instancia del Clausura con la convicción y el convencimiento de acceder a su segunda final al hilo.

Asimismo, Sifontes rescata la garra y el corazón que han puesto los atletas desde la pretemporada, a veces remando contra la corriente y siempre con la disposición de trabajar y de continuar escribiendo con letras doradas, la historia del equipo monaguense en la Primera División.

“Hemos tenido un año bastante complicado no solo en lo físico, sino también en lo mental. El descanso además de necesitarse para recuperar la forma, juega un papel muy importante en lo mental y no hemos tenido tiempo de trabajarlo por el poco tiempo de preparación entre un torneo y otro”, relató Sifontes.

Los Guerreros del Guarapiche continúan con su preparación para la Gran Final, con actitud positiva encaran cada sesión de trabajo, la motivación necesaria para seguir llenando de gloria a la institución azulgrana y la convicción de poder consagrarse como monarcas del fútbol profesional venezolano.