Wilker Ángel regresó a San Cristóbal

Prensa Deportivo Táchira.- Hablar de Wilker Ángel en el estado Táchira, se traduce en muchos momentos que quedarán grabados en la historia de la institución más popular de Venezuela; gestas en las que se adjudicó un claro protagonismo.

Por estos días, el ‘Ángel’ Aurinegro está en su casa, San Cristóbal; la algarabía por tener nuevamente en suelo cordial al central que aportó aquel cabezazo a Caracas F.C. en el minuto 93’10’’, no se oculta en los rostros tachirenses.

“Desde que aterricé ha sido una felicidad enorme, todos los días trabajo para retribuirle a la gente de San Cristóbal todo el cariño que me dieron”, comentó el histórico Wilker, concentrado con la Vinotinto en la ciudad de la cordialidad.

La familia tachirense coreó su nombre, cuando el defensor que milita en la actualidad en el balompié ruso pisó el Templo Sagrado. Misma alegría que sintió el efectivo, enamorado de los colores amarillo y negro, luego de vestir la camiseta atigrada en más de 150 partidos.

“Estoy muy agradecido con el Deportivo Táchira, con los jugadores, todos los cuerpos técnicos, con los medios de comunicación; estoy disfrutando mucho el momento”, confesó.

Rememoró emotivos episodios, figurando en dos de las ocho estrellas tachirenses (2011 y 2015); el triunfo ante C.S. Emelec en la Copa Libertadores 2016, que eliminó a los ecuatorianos y clasificó a octavos de final a los atigrados, o el inolvidable empate en la capital que otorgó el Torneo Clausura 2015, de la mano del estratega Daniel Farías.

Ocupando la norma de juvenil, llegó Wilker Ángel a la tropa tachirense en el Clausura 2011; se despidió como el fanático número 1 de la institución y desde la distancia sigue el accionar de su escudo, “soy hincha de Táchira, siempre sigo los partidos, estoy muy ligado del equipo”.

El Deportivo Táchira F.C. seguirá siendo la casa de Wilker Ángel; mismo sentimiento siente el nacido en Valera, “extraño bastante la fanaticada, estoy pendiente de todo el cariño que me dan”.