Garcés: “Vengo de obtener buenos resultados este año”

Prensa Gobernación Bolivariana de Carabobo. Claudymar Garcés Sequera, se colgó par de doradas en kumite en las categorías Sub 21 y Adulto -61 kilogramos en el Campeonato Centroccidental de Karate, llevado a cabo en el gimnasio Los Gemelos de Barquisimeto, estado Lara, demostrando un dominio de principio a fin y proyectándose como una de las promesas de la disciplina en Venezuela.

La carabobeña históricamente ha sido una rival muy difícil de vencer en las categorías menores, pero su transición a la elite del karate venezolano, la hizo enfrentar a las peleadoras más fuertes y experimentadas del país; sin embargo la karateca, a pesar de tan sólo contar con 18 años, ha sabido manejar y aprovechar su increíble potencial físico, mezclándolo con una madurez extraordinaria.

“Estoy entrenando súper duro porque este año es el mundial, este Centroccidental significó mucho para mí, competí con las juveniles y adultas esperando buenos resultados y gracias a Dios los conseguí, yo vengo trabajando fuerte para lograr ese pase al mundial que se va a realizar en Tenerife, España a finales de año y seguiré trabajando por eso”, recalcó Garcés Sequera.

La atleta que viene de quedarse con la plata en el Campeonato Nacional y el bronce en el Centroamericano y del Caribe en Caracas, expresó sentirse mejor que nunca a nivel físico y que a nivel mental, está trabajando día a día para fortalecerse en ese aspecto, que ha sido su talón de Aquiles durante su carrera deportiva.

“Vengo de obtener buenos resultados este año, creo que físicamente estoy muy bien, ese siempre ha sido mi fuerte, la parte mental siempre ha sido mi debilidad aunque he mejorado muchísimo en ese aspecto, pero es normal, ya que ahora soy más adulta, más madura y la confianza ha venido a mí, por ende eso me ha ayudado mucho en mis combates durante todo este año y el 2016”, explicó la bicampeona Centroccidental.

El salto al adulto

Claudymar Garcés Sequera, integrante de la delegación carabobeña de karate, subcampeona del Campeonato Centroccidental, que recibió todo el apoyo de Fundadeporte en el aspecto logístico, contó que no ha sido fácil asumir la responsabilidad de estar compitiendo en el más alto nivel de su disciplina, tanto por su estado, como por Venezuela.

“Esto de pelear en la categoría adulto ha sido un reto, pero me siento súper confiada y con toda la buena actitud del mundo, con toda la humildad que me caracteriza, porque de verdad es muy difícil, es otro nivel, porque imagínate, pelear con las mejores del país, pero a su mismo nivel e incluso ganarles, es muy importante, porque yo quiero seguir subiendo y superarlas, ser mejor y para eso entrenaré duro a ver qué tal nos va en este camino”, especificó Claudymar Garcés.

Motivación para seguir adelante

La también hija de Claudia Sequera, única mujer campeona mundial de kumite adulto que tiene el país, tuvo que superar un momento muy duro, cuando hace poco más de años, sufrió una lesión en la rodilla que la marginó de los tatamis por un largo periodo, teniendo que ceder su trono y debiendo esperar a que el 2016, le devolviera toda la gloria perdida.

“Luego de lo sucedido con mi rodilla, bajé muchísimo, aunque trabajé y logré volver al podio acá en Venezuela, a nivel internacional no daba los resultados, pero gracias a Dios el 2016 fue para mí el año de más motivación y obtuve oro en el Centroamericano, bronce en el Suramericano y gané todo en mi país, el Campeonato Nacional, Centroccidental, la Copa Simón Bolívar y muchos eventos más, sin duda fue el despertar de mi carrera y de aquí en adelante sé que vendrá es éxito tras éxito”, vaticinó la oriunda de Puerto Cabello.

Finalizó expresando el inmenso orgullo que siente cuando defiende los colores de Carabobo y agradeciendo a su más grande apoyo, su madre, principal fuente de inspiración y sustento en los momentos más difíciles.

“Desde que tengo ocho años estoy en la selección de Carabobo, es un honor muy grande llevar a Carabobo en mi pecho, en mi corazón, pelearé por ella hasta siempre; y a mi madre gracias, fue y es mi gran apoyo, ella me motivó y me hizo entender que no valía la pena rendirme tan pronto, que aún faltaba mucho por lograr y aquí estoy, cosechando más triunfos”, puntualizó Garcés.