Cordero: “Disfrute mucho esta competencia”

Andrés Henríquez. La venezolana Adanys Cordero, la atleta de mayor rango y experiencia del equipo venezolano de taekwondo, propinó uno de los dos nocauts en la rama femenina que fueron noticia en el recién finalizado Campeonato Mundial que se desarrolló en la ciudad de Muju, Corea del Sur, entre el 24 y el 30 de junio.

La criolla, titular de los -62kg, venció en el tercer asalto del duelo preliminar de su división a la representante de Hong Kong, Lo Wai In Vincy, con un patada delantera contundente al rostro cuando faltaban 22 segundos para el final del tercer asalto, y la venezolana perdía 4-5.

El impacto ameritó conteo de protección para Lo Wai, quien tomó aire y reposó sus brazos en sus rodillas producto del shock. Al final, la venezolana fue decretada ganadora por RSC, situándose en un selecto grupo de competidores que logran propinar un nocaut en Campeonatos Mundiales de Taekwondo.

“Disfrute mucho esta competencia pese a las adversidades”, apuntó Cordero. “Como dije, peleé para mí. Son muchos los atletas que vienen a un mundial y pocos los que logran medallas y muy pocos los que logramos dar un nocaut en un mundial”, recalcó la multimedallista internacional y capitana del elenco femenino.

En Muju, el búlgaro Wladimir Dalakiev, en los -68kg, fue autor del primer nocaut en ronda preliminar de su división frente a un representante de Mongolia.

Posteriormente, la sueca y  Nikita Glasnovic, en los -67kg, fue autora del segundo nocaut de la competencia, mientras que la venezolana fue la tercera en brindar el espectáculo técnico con sus destrezas con la pierna derecha, combinaciones de amagues y ataques.

El último nocuat  espectacular de Muju 2017 fue para el estadounidense Steven López, el atleta más laureado en la historia del taekwondo olímpico, quien pese a caer derrotado en segunda ronda, noqueó a un representante de Mozambique en el tercer asalto en lo que fue su décima participación en mundiales, de los cuales ha sido el único en la historia en conseguir cinco títulos consecutivos.

En total, en Muju se decidieron 19 peleas por la vía del nocaut, sólo dos en el renglón femenino y el más relevante en ésta rama fue el de la venezolana, quien posteriormente cayó en punto de oro ante la estadounidense Amanda Bluford, situándose entre las mejores 32 del torneo.

Más de 1100 atletas se dieron cita en la sede del Taekwondowon, en Muju, específicamente en el Arena T1, en defensa de 190 países, lo que resultó en el Campeonato Mundial de Taekwondo más grande de todos los tiempos.