TKD criollo competirá en Argentina y China Taipei

Andrés Henríquez. Con mucha energía, ánimo y mentalidad campeonil entrenan los atletas del seleccionado nacional de taekwondo que no viajaron al Campeonato Mundial en Corea, quienes han cumplido con sus entrenamientos en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de Puerto La Cruz, donde trabajan con la mira puesta en el Abierto Mundial de Argentina y los Juegos Olímpicos Universitarios de China Taipei.

“Lo más importante en un deporte como el nuestro es la parte mental. Tenemos que hacer que los chamos sientan que son valiosos y con talento para poder llegar a ser campeones mundiales. Trabajar como equipo. En la unión está la fuerza y el trabajo de un líder es mantenerlos unidos. Como entrenadores nuestro deber es concatenar un sólo objetivo como equipo aunque éste sea un deporte individual: el triunfo.”

Ésas palabras pertenecen a Algimiro Mejías, cinturón negro VI DAN de la organización Hong Ki Kim Venezuela, miembro del cuerpo de entrenadores del seleccionado nacional y quien en contemporáneo a su carrera deportiva que incluyó títulos en eventos del ciclo olímpico, participaciones en abiertos y campeonatos mundiales con resultados exitosos, suma más de dos décadas formando atletas desde las categorías infantiles, cadetes, júnior y sénior hasta llegar a ocupar su lugar en el equipo criollo de combate.

“Tenemos que seguir trabajando. Creo que a los muchachos que compitieron en el mundial el mejor mensaje que les podemos enviar desde aquí es que tengan fe en que vamos a mejorar, que no pierdan el tiempo en tristezas. Que tenemos que ocuparnos en trabajar, mejorar muchas cosas del entrenamiento y cambiar la mentalidad. El mundial ya es historia. Hay que pasar la página y seguir adelante”.

Mejías es el único atleta venezolano que ha vencido a un coreano en un campeonato mundial de taekwondo. Lo hizo en la cita de Beijing 2007, cuando en ronda de 64 derrotó al campeón asiático Son Tae-Jin, reconocido peleador y de los más rápidos y agresivos jamás visto, al que le ganó 3-2 con Arlindo Gouveia como coach, resultado que truncó el camino al oro mundialista del coreano Jin, quien un año más tarde coronaría el título olímpico en Beijing 2008, pero quien jamás pudo ganar un campeonato del mundo.

ENTRENAMIENTO Y BUENA VIBRA

Si bien el 50% del equipo nacional A no pudo acudir al mundial, los atletas y entrenadores que quedaron en Venezuela se han valido de las nuevas tecnologías para estar a la par y que “cuando regrese el resto de la selección podamos unificar criterios respecto a lo último que se está haciendo en el taekwondo mundial”, prosigue Algimiro, quien trabaja en el dojang principal del CAR en Puerto La Cruz junto al maestro Gerardo González y el aporte del medallista internacional Mario Leal.

Bajo ésta óptica “estamos trabajando en cosas puntuales, corrigiendo a los atletas de forma específica ya que cada competidor tiene características particulares. Mejorando las técnicas e incluyendo nuevas estrategias en base a lo que vimos en Muju 2017 y fusionándolo con el estilo venezolano que siempre nos ha dado excelentes resultados”.

En el plano físico “estamos haciendo trabajos de coordinación, ligas, saltos, pliometría, fuerza explosiva…ya que el taekwondo de hoy nos exige mucha potencia, fuerza y velocidad, así como en la vieja escuela”.

Sin embargo, Mejías valora más la actitud de los atletas y su disposición para entrenar. “Me gusta ver a los muchachos que salgan cansados pero contentos. Éste deporte genera mucha fatiga y uno como entrenador debe ser muy inteligente para siempre mantener a los atletas con hambre de victoria.”

En el equipo que quedó en Venezuela y que se alista en Anzoátegui para el Open de Argentina (18-20) y las Universiadas de China Taipei (20-26), dos eventos pautados para el mes de agosto, resaltan los nombres de los seleccionados A y B Noris Borges (-49kg), Leandris Quiñónes (-53kg), Yohandri Granados (0.54kg), Anriger La Rosa (-58kg), Alexander Rúiz (-63kg) Mario Leal (-58kg) y Kenny Lejarazo (-80kg), así como Gabriela Rosales (0.46kg), Alexmar Sulbarán (-62kg), Luís David Acosta (-68kg), Evimer González (+73kg), entre otros.

Por su parte, Virginia Dellán (0.46kg), Adriana Martínez (-57kg), Adanys Cordero (-62kg) y Carolina Fernández (-73kg), junto a Cleiver Olaizola (0.54kg), Edgar Contreras (-68kg), Carlos Rivas (-87kg) y Luís Adelso Álvarez (+87kg), bajo la dirección técnica del profesor Seong Hoon Kim y del coach Luís Noguera, viajaron a Seúl tras su participación en el Open de Chuncheon, y permanecerán allí entrenando en diferentes universidades hasta el 24 de julio, fecha de retorno a Venezuela.