Cardenales vapulearon a Tigres en primer duelo de la campaña

Prensa LVBP

Caracas.- Cardenales de Lara se amparó en un racimo de cuatro carreras en el cierre del tercer inning, para encaminarse el sábado a un triunfo como anfitrión 14-4 sobre Tigres de Aragua en el encuentro que marcó el debut de los dos clubes en la temporada 2022-2023 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

Con la pizarra empatada 1-1 y sin outs, la novena crepuscular le tendió una emboscada al abridor felino, Jorgan Cavanerio, en la parte final del tercer acto para sacarlo del choque celebrado en el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, donde tomó una ventaja de 5-1 que resultó irremontable para la escuadra visitante.

La entrada comenzó con hits corridos del receptor Alí Sánchez y el intermedista novato Javier Sanoja que precedieron al primer extrabase del centerfielder Odúbel Herrera con los pájaros rojos. Con hombres en primera y segunda base, Herrera conectó un doble por la pradera derecha que llevó al plato a Sánchez para darle la delantera a las aves (2-1).

Luego, con corredores en la intermedia y la antesala, el patrullero izquierdo Rangel Ravelo falló con un rodado a la primera base, que le permitió a Sanoja marcar desde el tercer cojín (3-1). Posteriormente, el inicialista puertorriqueño Kennys Vargas, debutante en la LVBP, disparó un triple y Herrera pisó la goma para colocar el score 4-1.

La cuarta y última rayita del productivo episodio para Cardenales fue registrada por Vargas, gracias a un sencillo del bateador designado Pedro Castellanos (5-1), quien tuvo un gran estreno en esta edición de la LVBP.

Un tramo antes de que se produjera el racimo que definió el destino del desafío, Castellanos hizo gala de su fuerza para inaugurar el tanteador (1-0). Lo hizo al empalmar su primer cuadrangular del torneo frente a Cavanario (0-1), quien sufrió el revés tras aceptar cinco anotaciones limpias y siete indiscutibles en una apertura fugaz de 2.1 capítulos. No recetó ponches y ni obsequió bases por bolas.

El estacazo de Castellanos tuvo un toque de dramatismo, porque la pelota pasó a pocos metros del poste que delimita las zonas de fair y foul del jardín izquierdo. Fue el noveno bambinazo para el slugger derecho que encara su segunda contienda en la LVBP y causó sensación con Lara, al promediar .313 con siete dobles, ocho jonrones, 20 impulsadas y 20 anotadas en la cita 2021-2022.

Los tetrabatazos estuvieron presentes en el escenario barquisimetano porque la primera anotación de Tigres se produjo por esa misma vía. En el comienzo del tercer inning y con out, el camarero Alexi Amarista pescó un envío de Williams Pérez, iniciador de Cardenales que se marchó sin decisión, y lo sacó por el bosque derecho para establecer el empate transitorio 1-1.

 

Pedro Castellanos estuvo a un triple de batear la escalera para los pájaros rojos

 

Amarista, quien en el primer inning fue víctima de una gran atrapada de Ravelo -que se lanzó de cabeza para decapitar un hit en la pradera izquierda-, llegó a 570 incogibles de por vida en la LVBP, de acuerdo con José González, representante del departamento de prensa de los selváticos.

Ignacio Serrano, miembro del circuito radial de Cardenales, informó que este anzoatiguense sacudió el palazo 41 de su trayectoria. Ahora necesita depositar nueve pelotas más en las gradas, para convertirse en el sexto beisbolista en completar un 50-50 (50 vuelacercas y 50 robos) en la historia de la LVBP.

Otro que se llevó la cerca fue el boricua Vargas, quien lo hizo en el epílogo del octavo episodio para sentenciar el marcador definitivo (14-4). Descargó un cañonazo por la pradera diestra con el que llevó al “home plate” a Ravelo.

En un tope en el que Lara hizo gala de un ataque contundente, el lanzador Jesús Sánchez (1-0) se apuntó el lauro como relevista. Lanzó un capítulo en blanco, toleró un “petardo” y no logró ponchetes, tampoco caminó adversarios.

Por Cardenales, que totalizó 17 “metrallazos” en un careo en el que también tocó el home plate cuatro veces en la parte baja del sexto episodio, en una ocasión en el séptimo y en cuatro en el octavo, sobresalió Vargas quien acabó de 5-3 con tres anotadas y una impulsada.

Jecksson Flores, defensor del tercer cojín, culminó de 4-2 con un par de producidas. Ravelo finalizó de 4-1 con una fletada y una marcada. Castellanos se fue de 4-3 con dos toques de pentágono e igual número de remolques. Pegó un doblete y solo le faltó un triple para la escalera.

“Mientras yo esté en la alineación voy a dedicarme a hacer mi trabajo que es rendir ofensivamente”, señaló Castellanos en entrevista concedida a Óscar Cumare Sánchez, jefe de prensa de Cardenales, luego del enfrentamiento. “Para mí, siempre será un orgullo jugar con Lara porque es el equipo que seguía desde niño. Por eso actuar con el cuadro representa un gran compromiso y un honor”.

Por Tigres despuntó Amarista, quien ligó de 5-2 con una producida y dos registradas.

 

Jesús Sánchez se llevó el triunfo en relevo de un inning en balanco

 

SATISFACCIÓN ABSOLUTA PARA EL TIMONEL

Tras este debut, Nelson Prada, coach de banca y mánager interino de Lara hasta que se incorpore el timonel Carlos Mendoza que cumple compromisos con Yanquis de Nueva York en la Major League Baseball (MLB), expresó su satisfacción por la estructuración del club por parte de la directiva, algo que a su juicio influyó en el resultado.

“La oficina de Cardenales hizo un excelente trabajo con la adquisición de los peloteros. El año pasado tuvimos inconsistencia al defender la primera base y contrataron a Vargas, quien sólo cometió dos errores con Tecolotes de los Dos Laredos en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) y tiene mucho poder. Hoy (sábado) se notó su calidad para batear y atrapar disparos”, señaló Prada a Alfonso Saer Gómez, de Radio Minuto, al recordar que cuando el tope estaba cerrado Vargas atrapó un tiro del camarero Sandoval que pegó en la tierra para completar un gran out.

“El resultado fue el mejor reflejo de la intensidad con la que los jugadores afrontan este torneo y a entrega que pusieron en las prácticas que se extendieron por 17 días. Hay buena energía y grandes expectativas de cara al resto de la campaña porque tenemos una ofensiva potente, un pitcheo sólido y hemos mejorado mucho en defensa”, agregó Prada quien aclaró que su misión es dejar a Lara en la zona alta de la tabla para el instante en el que Mendoza pueda asumir el mando.

“Aquí los peloteros e integrantes del cuerpo técnico tenemos roles bien definidos y mantenemos el contacto diario con Carlos Mendoza que es nuestro jefe. Yo asumí la responsabilidad de poder entregar al equipo en la mejor posición posible y espero cumplir esa tarea”, concluyó.

Comparte en tus redes

Buscar

--:--
--:--
  • cover
    PXD Radio
Recientes