Cristian Ramírez la apuesta del portuguesa