Sonia O’Neill «Quiero a la vinotinto, me tratan muy bien»

Gabriel Valera.Pasión X el Deporte. El fútbol femeníl en Venezuela ha dado pasos importantes en los últimos años con el crecimiento de sus jugadoras en las distintas ligas a nivel mundial, a pesar de no contar con una estructura moderna y llena de preparación los resultados son favorables en citas sudamericanas e incluso mundiales juveniles. Hace pocos meses se conoció que una jugadora extranjera estaba interesada en ser parte del plantel de la selección mayor de fútbol, cosa que fue muy comentada en dicho entorno.

La jugadora en cuestión es Sonia O’Neill, quien es canadiense pero de raices venezolanas por parte materna y desde el primer momento expresó su deseo de honrar su descendencia con vestir la vinotinto. El día de ayer en un live de instagram conducido por Edgardo Márquez, narrador de fútbol en el canal La Tele Tuya, la norteamericana contó muchas facetas de su vida personal y profesional llegando al punto de dar su opinión sobre la actualidad del balompie femenino en nuestro país.

Es así como O’Neill comentó «Mi barrio en Canadá es muy futbolero, todos juegan fútbol aunque no es un país donde esta disciplina sea muy popular» lo cual habla de su pasión por este deporte desde temprana edad. El apoyo de su familia, especialmente su padre la ayudaron a enfocarse en lo que realmente quería hacer como deportista.

«Mi padre fue muy exigente conmigo. Desde que tenía 8 años siempre iba a verme a los juegos y se apasionaba mucho, lloraba si nos goleaban, me daba animo. Es el típico padre gringo que gritaba en inglés y español para que me esforzara» contó entre risas acompañada de su madre. Además, su capacidad de delantera dada la fuerza en sus piernas y demás músculos la ayudaron a desarrollar mejor su juego.

Por otra parte. su nexo familiar con Venezuela es muy fuerte debido a sus primos y tias que residían en Caracas cuando era niña. «Siempre acompañaba a mi mamá cuando era pequeña a Caracas a visitar a mi familia, hace poco también estuvimos por allá y me siento muy felíz. Por si fuera poco, comentó sobre su relación con sus nuevas compañeras en la selección venezolana donde se siente muy a gusto y la han recibido de gran forma.

Su presente es en el Rangers de Escocia, uno de los clubes más añejos y tradicionales de toda europa donde la exigencia es al máximo. «El Rangers es el gigante escocés, hay que prepararse mucho, de hecho me han colocado en distintas posiciones para evolucionar mi juego. He jugado de 5, 8, hasta de 10 en ocasiones». La nueva vida en dicho país le permite vivir cosas nuevas en cuanto a cultura futbolistica y social.

Por último aseguró que su sueño es marcar varios goles con la vinotinto y ser buena representante en la cancha. «Quiero a Venezuela, se lo prometí a mi madre. Me siento bien y espero marcar muchos goles, es muy distinto a Canadá». También confesó que luego de su etapa profesional le gustaría enfocarse en la docencia infantíl por el amor que tiene hacia los niños y su carrera universitaria.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes