Gerardo Parra ansía ser campeón de la LVBP antes de su retiro definitivo

Leones del Caracas on Twitter: "Caraquista Gerardo Parra Vuelve a  Washington en MLB desde Japon⠀ Leer Nota: https://t.co/Puyo5GGZKn ⠀  #beisbol #leones #caraquistas #caracas #LVBP @caraquistas #bateo #pelota  #estadio #venezolano #deporte #Jardinero #MLB #

 

Prensa LVBP

Caracas.- Gerardo Parra todavía está procesando las sensaciones que le dejó el anuncio oficial de su retiro esta semana, pese a que había estado sopesando la idea durante algún tiempo, porque a fin de cuentas “nadie se prepara para el retiro”.

“Estoy trabajando con (los Nacionales de) Washington, aprendiendo sobre mi nuevo rol (asistente especial a la gerencia general), aunque ese proceso de transición no viene desde ahorita. Todos entendemos cómo ha cambiado el beisbol. Así que años atrás me di cuenta de cómo eran las cosas y me fui preparando poco a poco (para dar un paso al costado)”.

Parra, de 35 años de edad, había recibido una invitación a los entrenamientos de los capitalinos en marzo, pero fue cortado justo antes del inicio de la temporada. Con Yadiel Hernández, Víctor Robles y Juan Soto custodiando el outfield, además de Lane Thomas como principal suplente, no había espacio para el venezolano, por lo que fue asignado a las granjas de la organización, así que prefirió tomar otro camino.

“Jugué muchos años y pasé mucho trabajo en Ligas Menores, no es que no quería ir, pero prefería estar con mi familia y la verdad que, no preparé para ir a las menores, sino para hacer el equipo de Grandes Ligas. Fue uno de mis mejores Spring Training (.976 de OPS en 13 turnos), pero lamentablemente no lo pude lograr y decidí pasar más tiempo en la casa”, destacó el habilidoso bateador zurdo, uno de los 26 criollos en los anales de las Mayores con al menos 1.300 imparables.

Pero aquella decisión de no volver a estar por debajo del estatus de grandeliga que ostentó durante más de una década y de dejar de jugar, no le alejan de sus orígenes y levantar la mano para dar un último adiós.

“Quiero volver sentir la pasión de la fanaticada en Venezuela, sentir la liga, que me ayudó mucho en mi carrera, por lo que quiero vestirme de nuevo con el uniforme del Caracas y participar allá”, soltó.

Juan Carlos Escobar, presidente de Leones, lo celebró y aupó al zuliano a regresar.

“Nosotros tenemos las puertas abiertas para Gerardo. Tuvo una carrera sobresaliente en Venezuela y Grandes Ligas, y para nosotros sería un honor ser su último equipo profesional”, destacó el ejecutivo.

Parra no es el único que planea vestir el uniforme a rayas de los melenudos después de muchos años. También lo hará Orlando Arcia, adquirido recientemente de Caribes de Anzoátegui, que apareció por los terrenos por última vez en la temporada 2018-2019. Así como el derecho Jhoulys Chacín, paisano de Parra, que no lanza desde la 2016-2017, y el súper utility Harold Castro, ausente desde la 2018-2019. Algunos de ellos les mueve el interés de mantenerse en forma para ser tomados en cuenta cuando se arme el roster de Venezuela para el próximo Clásico Mundial.

En el caso de Parra, solo quiere disfrutar del ambiente y tratar de ayudar a ganar al Caracas, mientras aspira a conseguir una de las pocas cosas que no tiene en su vitrina personal.

“Sí me gustaría jugar en Venezuela, ser campeón y jugar la Serie del Caribe, ya que nunca lo he hecho. No he programado nada específico, pero en realidad quiero ir”, enfatizó.

Escobar piensa que sería una buena influencia para un club que trata de volver a ser protagonista en la LVBP.

“En este momento estamos en proceso de armar un equipo competitivo para la temporada 2022-2023, y nos gustaría tener a Gerardo allí, pues creemos que nos puede aportar mucho de su experiencia”, dijo el directivo.

Parra llegó al Caracas, proveniente de Águilas del Zulia, en un sonado cambio por Marwin González y Augusto Colina, en febrero de 2013. En su única campaña con Leones exhibió una extraordinaria línea ofensiva de .360/.434/.553 con 12 dobles, dos triples, dos jonrones, 10 remolcadas, 20 anotadas y .987 de OPS, en 129 apariciones legales repartidas en 26 compromisos.

UNA CARRERA DISTINGUIDA

Menos del 10% de los peloteros que llegan a las Grandes Ligas actúan por una década o más en ese nivel. Gerardo Parra extendió su carrera por 12 años y en 2019 obtuvo un anillo de Serie Mundial con los Nacionales de Washington, además sumó dos Guantes de Oro y una sólida línea ofensiva (.275/.322/.403), así que el zuliano originario de Santa Bárbara, aseguró que no le restó nada por hacer. Así que se marcha sin remordimientos.

“No para nada. Estoy muy agradecido con Dios por la carrera que tuve, agradecido porque fue una carrera limpia en todos los aspectos”, apuntó.

“Todo lo que haces en Grandes Ligas es destacable. Desde abrir mis ojos y llegar al estadio. Así me ponchara cuatro veces o hiciera una gran jugada, cada momento fue destacable porque lo hice con mucha pasión. Mi primer turno al bate fue jonrón, luego conecté el hit mil y todo lo demás. Cuando estás en Grandes Ligas todo es relevante, ya que es un reto a diario y es una oportunidad. Se trata de disfrutar cada momento y hacerlo con pasión, con entrega y, lo más importante, disciplina y constancia”.

Pero, seguramente, algo extrañará, ¿no?

“Ahorita, el clubhouse, compartir con los muchachos, vivir esos momentos. Pero la verdad, cuando te retiras lo haces al 100%, agradecido con lo que hiciste. Lo vas a extrañar, pero muy poco, porque todos esos momentos los llevas en el corazón y como siempre he dicho, si haces las cosas al 100% y te entregas, son pocas las cosas que vas a extrañar”.

Sus ex compañeros seguro echarán de menos su actitud positiva y, tal vez, los aficionados de los Nats, cuando escuchen el tema del “Baby Shark”.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes