Gleyber Torres especialista en decidir juegos

Gleyber Torres le ha tomado el gusto a decidir juegos en la última vez al bate de los Yanquis. El domingo volvió a hacerlo, tras dejar tendidos a los Rangers de Texas 2-1, con un jonrón solitario en el cierre de la novena entrada, durante el primer juego de una doble tanda dominical en Nueva York.

De acuerdo con el reporte de prensa del club neoyorquino, fue el séptimo hit en la carrera del caraqueño para terminar un juego, lo que representa la mayor cantidad en las Grandes Ligas desde su debut con los Bombarderos del Bronx, en 2018.

“No estoy seguro de por qué”, señalo el mánager Aaron Boone sobre la capacidad de Torres para dar un paso al frente en ese tipo de situaciones, según MLB.com. “En parte, es porque es un muy buen jugador y un muy buen bateador. Lo hemos visto una y otra vez, ya sea en situaciones de playoffs o situaciones importantes. Parece que aumenta un poco más su nivel de concentración”.

Con el encuentro igualado 1-1 y como primer bateador del noveno, Torres se fue hacia la banda contraria ante un sinker del zurdo John King, que se quedó colgado en el medio del plato. El envío, de 92,3 millas por hora, fue devuelto por el venezolano a 106,5 mph para que viajara a 369 pies de distancia desde el plato, hasta superar la pared del jardín derecho del Yankee Stadium.

“Ahora mismo, Gleyber está viendo la bola muy bien contra zurdos. Ese fue un gran swing”, apuntó el as Gerrit Cole, que lanzó 6.1 sólidos tramos de una rayita y se fue sin decisión.

Torres, de 25 años de edad, ya había dejado en el terreno a los Guardianes de Cleveland, con un sencillo el pasado 23 de abril. En tanto que el cuadrangular contra Texas fue el segundo de su trayectoria para liquidar un desafío, en ronda regular. El primero también fue contra Cleveland, pero bajo su denominación de Indios, el 6 de mayo de 2018. Un estacazo de tres anotaciones frente al derecho Dan Otero.

El intermedista terminó el compromiso con dos indiscutibles en cuatro turnos, incluido su decisivo vuelacercas. Una actuación que le ayudó a amanecer el lunes con una línea ofensiva de .317/.326/.610 (41-13), con cuatro anotadas, un doble, un triple, tres bambinazos, 11 remolcadas, un boleto y un elevado de sacrificio, en sus últimos 13 encuentros, desde el 21 de abril.

Luego de ver buena parte del Juego Inaugural desde el banco, antes de tomar un turno como emergente, Torres ha actuado en 25 de los 27 desafíos de los Yanquis hasta el domingo, pese a las proyecciones previas a la temporada, en las que los analistas no lo incluían como regular en la alineación del piloto Boone.

EL DATO

Gleyber Torres exhibe una impresionante línea ofensiva de .357/.375/.571 (14-5), con un jonrón, cuatro impulsadas y .946 de OPS, tarde en el juego y con marcadores cerrados, de acuerdo con Baseball-Reference. Esas cuatro remolcadas representan el 31% de su total (13).

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes