José Altuve conectó el imparable 1.800 de su brillante carrera

José Altuve ligó un doble y esa conexión le ayudó a elevar su total vitalicio de incogibles a 1.800, una cifra élite entre los venezolanos en las Grandes Ligas. El batazo ayudó a los Astros de Houston en su triunfo 13-4 contra los Medias Rojas de Boston, el martes por la noche en Fenway Park.

Luego de fallar en el primer inning, Altuve conectó una slider de Nathan Eovaldi, que se quedó en el medio del plato, y la devolvió en línea entre la almohadilla de tercera y el antesalista Rafael Devers, para anclar en la intermedia durante la segunda entrada. Eventualmente anotaría en un capítulo en el que los siderales pisaron el plato nueve veces, para liquidar el juego.

Ahora, el camarero es apenas el décimo criollo en los anales de las Mayores con al menos 1.800 hits, detrás de Miguel Cabrera (3.021), Omar Vizquel (2.877), el miembro del Salón de la Fama, Luis Aparicio (2.677), Bob Abreu (2.470), Andrés Galarraga (2.333), David Concepción (2.326), Magglio Ordóñez (2.156), Víctor Martínez (2.153) y Elvis Andrus (1.890).

Días atrás, Cabrera incluyó a Altuve entre sus candidatos para unírsele como miembro del club de los 3.000 inatrapables. Antes del inicio de 2021, el segunda base promediaba unos 162 petardos por campaña, si se mantiene saludable y con el estatus de regular, necesitaría ocho años –incluida la zafra en curso- para cumplir con el vaticinio de Miggy.

Entretanto, sigue ascendiendo en las listas históricas de los siderales. Se unió al reducido grupo de toleteros con por lo menos 1.800 batazos a terreno de nadie, detrás del inmortal Craig Biggio (3.060), Jeff Bagwell (2.314) y el boricua José “Cheo” Cruz (1.937). Además, está a una anotada de las 900, cifra que solo han alcanzado Biggio (1.844), Bagwell (1.517) y Lance Berkman (.1008). Mientras que un biangular más le empataría con el dominicano César Cedeño (343) en el cuarto lugar de la franquicia y si suma tres jonrones, se nivelaría con George Springer (174) en el quinto peldaño.

CATALIZADOR DE LA OFENSIVA SIDERAL

La sola presencia de José Altuve en la alineación del mánager Dusty Baker es capaz de hacer reaccionar un conjunto de factores, que se traducen en victorias. Desde su regreso de la lista de incapacitados el 2 de mayo, tras recuperarse de un tirón en la corva izquierda, Houston exhibe récord de 13-1, incluida una cadena de 11 triunfos, uno menos que la seguidilla más larga del club desde junio de 2021.

En esos 14 partidos, el venezolano liga para .321/.400/.698 (53-17), con seis jonrones, 14 anotadas, nueve remolcadas y 1.098 de OPS.

En general, los Astros ostentan balance de 17-5 con Altuve en el lineup.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes