Leones superaron a Tiburones en primer duelo de la postemporada

Jhoulys Chacín se fue sin decisión, pero luego de su trabajo más largo en la temporada | Foto: A. van Schermbeek.

 

Prensa LVBP

Caracas.- No había mejor manera para Leones del Caracas de desearle un Feliz Año Nuevo a toda su fanaticada, que con una victoria en el inicio del Round Robin y contra uno de sus rivales más acérrimos, como lo es Tiburones de La Guaira.

Los capitalinos tuvieron que emplearse a fondo con los litoralenses para llevarse el triunfo 6 a 5, en el que fue el primero de los cuatro enfrentamientos estipulados entre ambas novenas para la instancia y así reafirmar sus credenciales de favoritos.

La escuadra melenuda no tuvo que esperar mucho para recoger los primeros frutos de sus refuerzos, después de que Alí Castillo se erigió como la figura ofensiva del encuentro al totalizar tres imparables y remolcar a un par de compañeros. Mientras que Silvino Bracho con un inning en blanco, se adjudicó el primer Hold (juego preservado) del playoff.

Por lo que sí debió aguardar Leones fue por su primera carrera en el partido, después de que el abridor salado Ricardo Pinto lanzó de manera dominante en los cuatro episodios iniciales, en los que apenas permitió un par de imparables, incluido uno de Wilfredo Tovar como primer adversario que vio.

Su contraparte, el derecho grandeliga Jhoulys Chacín, tampoco deslució, a pesar de que tuvo un segundo capítulo más que complicado. En él, el experimentado escopetero recibió dos imparables, regaló un par de base por bolas, amén de ser cómplice de dos bases robadas para que La Guaira le pisara dos veces el plato con dos elevados de sacrificios, uno de Rafael Marchan y otro de Ehire Adrianza.

Los salados desaprovecharon la oportunidad de infligirle un daño mayor y Chacín se los hizo pagar caro, con tres episodios más de labor sin permitir anotaciones, ayudado hasta cierto punto por su defensa y también por sus envíos para sacar de paso a los contrarios en los momentos apremiantes. Al final trabajó cinco actos, de las dos rayitas lícitas y ponchó a cinco, su cantidad más alta desde que se unió al equipo en la vigente temporada, que significó su vuelta a la liga.

“Creo que perdí un poquito la agresividad con respecto a la zona de strike. Quería hacer los pitcheos mejores, que fue lo que hice en el primer inning. Me metí en problemas yo mismo, por ahí hubo unos hits ante antes pitcheos buenos que hice. Al dar base por bolas, tienes ese problema de que te hacen carreras. Mantuve el juego por dos carreras, que con el equipo que tenemos no son nada. Lo demostramos hoy, que fue un trabajo en equipo. Buena defensa, bateo oportuno y el bullpen. Todos hicimos un poquito”, explicó Chacín en declaraciones pospartido al departamento de prensa de la escuadra felina.

Pinto intentó ir tan lejos en el partido como su colega del dogout de enfrente, pero se quedó corto en sus aspiraciones. Después de retirar a Oswaldo Arcia en el cierre del quinto tramo, se enrolló al admitir tres sencillos consecutivos desde los bates de Isaías Tejeda, Jhonny Pereda y Oswaldo Arcia y los mismos marcaron su salida del desafío.

El manager Henry Blanco optó por utilizar a uno de sus brazos de confianza, como lo es de Gregory Infante; sin embargo, este no cumplió con la misión inicial y admitió otro incogible de parte de Alexander Palma, que sirvió para remolcar hasta la goma a dos compañeros e igualar las acciones.

Infante tuvo cómo salir del atolladero al obligar al habilidosos Wilfredo Tovar a rodarla hacia sus predios, pero un mal disparo suyo hacia el segundo cojín evitó que se completara la doblematanza que acabaría con el ataque caraquista y por el contrario, abrió las compuertas para que le llegara el primer turno importante en su corta estadía en el equipo a Alí Castillo, quien con su habilidad de siempre pudo sacar un rodado de bounces altos por el campocorto Maikel García, al que no le quedó otras más que quedarse con la pelota y ver cómo Orlando Arcia se metía hasta la registradora con la carrera de poner arriba a Leones 3 a 2.

Tiburones tomó desquite rápido y en la apertura del sexto inning volvió a emparejar las acciones, en esta ocasión frente a los pitcheos del relevista Ricardo Rodríguez. Inatrapable de Danry Vásquez antes de que Carlos Castro se embasara por jugada de selección, además de otro sencillo de Alcides Escobar le dejaron la mesa servida a Ehire Adrianza, para que con su destreza lograra sacar un hit por el centro del campo para impulsar a Castro con su segundo flete del choque.

Caracas, que se guardó toda su ofensiva para la segunda mitad del juego, aprovechó otro despiste en la parte baja del sexto tramo para pasar ponerse al frente una vez más, luego de que Oswaldo Arcia pisara el plato en jugada de pisar y correr gracias a fly de sacrificio hacia el guardabosque derecho Danry Vásquez.

Para el séptimo Caracas amplio la ventaja amparados en el descontrol del pitcheo guairista, específicamente del dominicano Williams Ramírez. El derecho foráneo sacó los dos primeros outs sin aspavientos, antes de que Alí Castillo le conectara doblete con un rodado ceñido hacia la raya de cal de la parte izquierda del terreno. La conexión del zuliano pareció sacarlo de concentración; a tal punto, de que regaló tres pasaportes a la inicial de manera sucesiva, el último de ellos al propio Oswaldo Arcia con las bases llenas, para llevar hasta el home plate a Castillo.

Edubray Ramos lo sustituyó y previno una debacle mayor. Aunque Ramos, que continuó en el morrito para la octava entrada, no pudo contener por más tiempo a los encendidos bates metropolitanos, quienes le propinaron la primera carrera en todo el torneo con Alí Castillo de nuevo como protagonista y su imparable de línea hacia el gramado de la derecha.

“De verdad bastante contento. Nunca he dejado de trabajar, por si ocurría esta situación de que me agarrara un equipo y bueno aquí estamos dándolo el todo por el todo y haciendo lo mejor para el equipo”, dijo Castillo en entrevista con el circuito radial caraquista.

De no haber sido por esa rayita producida por el habilidoso toletero originario de los rapaces, muy probablemente el destino del compromiso hubiese sido otro, porque en el cierre del noveno, la escuadra de Tiburones arremetió contra el cerrador Anthony Castro y le fabricó dos carreras basados en la ofensiva de otro refuerzo, también proveniente de Águilas del Zulia, como lo es Ángel Reyes.

El patrullero también rindió los primeros dividendos a la causa guairista con su primer vuelacercas de la fase, que encontró a Franklin Barreto sobre las almohadillas. Tras el estacazo, Anthony Castro recibió también imparable, el tercero de la noche para Danry Vásquez y se fajó para poder sacar del paso con un ponche al peligroso Carlos Castro y alcanzar de esa forma su primer rescate de por vida en una postemporada de la LVBP.

Ricardo Rodríguez resultó como el serpentinero ganador; en tanto que Infante cargó con la decisión perdedora.

 

Comparte en tus redes

Buscar

--:--
--:--
  • cover
    PXD Radio
Recientes