Maurizio Lázzaro repasa la actualidad del Caracas FC previo al desenlace de la Libertadores

Maurizio Lázzaro | Prensa CFC.

PRENSA CFC.-

“Estamos trabajando con las medidas necesarias para no tener ningún contagiado. Ya tenemos tres bajas que son los expulsados ante el DIM y nos interesa llegar con ciento por ciento de los jugadores disponibles porque es un partido que definirá lo que será el resto del año; en función a eso encararemos el torneo local sin saber si jugaremos CONMEBOL Libertadores o CONMEBOL Sudamericana”, explicó Maurizio Lazzaro en medio de una conversación surgida días antes del viaje a Buenos Aires, Argentina. 

Caracas ha sido el equipo más goleador del grupo H, argumentos sólidos para mantener intactas sus opciones para pasar a los octavos de final de la competición. “Es la cara con la que hemos afrontado la competencia. El jugador no fue a la CONMEBOL Libertadores a que no lo golearan, por el contrario fueron a competir con los mejores del continente y eso se ve reflejado en los resultados y en los goles que se han logrado”

“Hemos tratado de mantener una intensidad alta, defender arriba, presionar alto para forzar errores que te permitan hacer goles y pisar el área contraria con más gente. Este tipo de cosas hace que consigas más goles y habla de cómo hemos afrontado el torneo internacional lo cual es importante para los jóvenes que están formándose y están por debutar en la primera división con nosotros, porque es la identidad que tiene que tener el Caracas”, analizó. 

Siguiendo en la misma línea Lazzaro indicó que el mensaje que se le ha transmitido a la plantilla en las últimas semanas es que “juegue quien juegue, y pite quien pite, las excusas tienen que quedar a un lado. Tienen que competir, bien sea el torneo local o el torneo internacional. Eso está en el ADN del grupo porque Chita (Noel Sanvicente) nos lo ha inculcado así desde el día uno”. 

La preparación. 

“El trabajo en las categorías formativas tiene varios años en el proyecto y cuando decidimos sumar un aproximado de 40 jugadores fue pensando en este momento en el que vamos a jugar ambas competencias (CONMEBOL Libertadores y torneo local). Estuvo planificado desde el día uno que nos reincorporamos, no fue desde que finalizó el partido ante el DIM porque esta filosofía forma parte del proyecto” arrancó en su exposición el asistente técnico de Noel Sanvicente. 

“Desde que llegamos tratamos de trabajar con una plantilla de primera división rodeada de muchos jóvenes, para que tuviesen la oportunidad de foguearse y así estuviesen preparados para jugar en la primera, como es el caso de varios jugadores en el que nombrar a solo uno sería injusto. Pero colocaré de ejemplo el caso de Saúl (Guarirapa), un jugador que trajimos sin pensar que tan rápido iba a estar jugando con el primer equipo y en cuestión de minutos demostró que este es un trabajo de mediano y largo plazo”, señaló. 

Lázzaro fue muy enfático al señalar que la principal preocupación del cuerpo técnico fue preparar a los jugadores para que llegasen bien físicamente a esta semana, esto debido a que el equipo “ya tiene tres bajas importantísimas ante Boca. Queremos conseguir un resultado histórico en Argentina que nos permita seguir compitiendo en la CONMEBOL Libertadores y sino llegar de la mejor manera posible para encarar la CONMEBOL Sudamericana”. 

“Es importante cuando enfrentas dos o hasta tres torneos ir paso a paso. Hoy tenemos que pensar en Boca, diez minutos después de haber terminado ese partido lo más importante será Zamora, y tocará ir pensando partido a partido porque la realidad es que con el tema del virus, los contagios y las lesiones que acarrea jugar domingo-miércoles amerita que sea así. Pensar a cuatro o cinco fechas es muy difícil por los condicionantes que tiene el momento que estamos viviendo”, analizó Lazzaro. 

La motivación ante tan trascendental reto. 

 “Con respecto al tema motivacional trabaja el psicólogo del equipo. Para que estén bien psicológicamente tenemos el acompañamiento de Sandro (Mazzucato) a diario. No creo que consigamos motivar al grupo más allá de los factores que están de por medio, como son jugar en la Bombonera contra Boca Juniors, tener la posibilidad de pasar a octavos de final de una Libertadores, saber que los están observando a muchos de ellos. En fin esa motivación está allí”, expresó. 

¿Es una ventaja o desventaja enfrentar un club que ya aseguró el primer lugar del grupo? 

“Ellos vienen con una inactividad importante. Sería distinto si tuviesen 10 o 12 partidos de carga, escenario en el que seguramente cambiarían toda la plantilla. Es probable que no hagan tantos cambios porque seguramente buscarán ritmo futbolístico, es uno de los puntos a diferenciar porque ellos han jugado poco en los últimos meses. Es muy difícil saber si nos van a jugar con una plantilla alterna o no. ¿Qué nos queda? Afrontar este partido como una final, que lo es, tener mucha serenidad, tranquilidad y madurez, porque es un partido internacional y si algo tenemos que aprender del partido anterior es que vamos a tener la cabeza fría y no debemos dejarnos llevar por los impulsos”, respondió.  

¿Qué espera del rival? 

“Es muy difícil saber con qué nos van a salir en Argentina. Ciertamente como es un país tan futbolero hay mucha prensa alrededor de un equipo como Boca y nos puede acercar medianamente con lo que ellos pretenden hacer. Sin embargo ellos han cambiado bastante con el nuevo entrenador, es un equipo que lo hemos visto y lo hemos analizado. Nosotros somos un equipo muy bueno y muy rápido por las bandas, pero también Boca lo es, tienen en un muy buen momento a Tévez. Lo más importante para nosotros es mantener la intensidad que hemos tenido en la copa. Somos un equipo que ha hecho bastantes goles y recibe pocos, por lo que será un factor vital cuando estemos allá. Tenemos que estar finos en la pelota parada tanto en defensa como en ataque, sin obviar que jugaremos en la cancha más importante de Sudamérica, la más histórica, y aunque no haya público es un partido donde habrá mucha presión psicológica sobre el jugador y lo que nos importa es que los chamos estén a la altura y sepan responder ante esta responsabilidad”. 

El torneo local. 

“Tenemos una plantilla muy joven, con pocos jugadores de experiencia, de mucho talento eso sí, por lo que para nosotros afrontar tres partidos semanales será muy difícil, y más si sumas la logística de viaje hacia Argentina que es uno de los destinos más lejos desde Venezuela. Luego hacia Barinas no hay vuelos en avión y estos condicionantes nos indican que afrontar tres partidos semanales sea muy complejo. ¿Qué nos queda? Agrandar la nómina con jóvenes. La plantilla que afrontará el torneo local estará integrada en un 60% por juveniles; en función a lo que nos consigamos en copa internacional debemos definir quiénes son los que van a jugar el torneo local y cuales rotaciones vamos a tener que hacer. Hoy es muy difícil saberlo, habrá que rotar a los jugadores de experiencia porque es muy difícil que aguanten tres partidos semanales”, explicó Lázzaro. 

Para cerrar Lazzaro concluyó que “El Caracas FC es una plantilla muy joven en la que dependemos que tengamos bien a los pocos jugadores de experiencia que tenemos, y además los jóvenes tienen que estar a la altura de las circunstancias. Tenemos fe de que vamos a responder en ambas competiciones porque tenemos cuatro meses trabajando para este momento, el cual ya llegó y somos los vigentes campeones, eso lo tenemos que demostrar en cada partido y el jugador que esté en la cancha haya debutado o no, demostrará que se está poniendo la camiseta del equipo más ganador del país”, resaltó. 

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes