Miguel Cabrera reflexionó sobre lo que le queda en las Grandes Ligas 🗯

Miguel Cabrera y Albert Pujols hablaron de ser invitados por el Comisionado  de la MLB

 

Nota: David Venn / LasMayores.com

LOS ÁNGELES – Miguel Cabrera no habla muy duro cuando se trata de entrevistas y apariciones públicas. Pero sus palabras pesan, dada su condición de futuro Salón de la Fama a los seis años de su eventual retiro.

En el marco de las actividades del Juego de Estrellas — al que el venezolano de los Tigres y el dominicano de los Cardenales, Albert Pujols, fueron convocados como “selecciones de legado” — Cabrera habló del tiempo que le queda como ligamayorista.

“No me lo esperaba. También quería descansar las rodillas”, dijo Cabrera en el Dodger Stadium. “Pero eso no es nada. Hay que disfrutar este juego. Fue una de las cosas que me propuse”.

A sus 39 años de edad, Cabrera llega con un estilo de bateo bien diferente, que no se parece en nada al que lo llevó a tantas hazañas ofensivas en 20 campañas en Grandes Ligas. En el 2022, el maracayero lleva línea de .287/.324/.346 con apenas tres jonrones en 309 visitas al plato y OPS de .670, bien por debajo de su número de por vida (.912). Está bateando la bola por el suelo más que nunca en su carrera (50.2%) y elevándola apenas el 18% del tiempo. Y de sus 82 hits, sólo 11 son extrabases.

En otras palabras, el “Tigre Mayor” ha sabido reinventar su estilo de bateo, para por lo menos producir un promedio y un porcentaje de embasarse bastante decentes.

Mientras tanto, es una especie de “maestro” para los jóvenes, dentro y fuera de los Tigres.

“Miguel Cabrera y José Altuve son mis jugadores favoritos”, dijo el compatriota de Cabrera, el estelar de los Mellizos, Luis Arrárez.

“Me crie viendo a Cabrera y Pujols, así que es algo grande compartir el escenario con ellos”, agregó el zurdo cubano de los Yankees, Néstor Cortés Jr.

Ahora más que nunca, Cabrera reflexiona sobre lo que le espera en el próximo año y medio en las Grandes Ligas.

“De este año me queda dos meses y medio y del año que viene los seis meses”, dijo. “Hay que disfrutarlo, porque he tenido una carrera larga”.

¿Y quiere un tour de despedida en el 2023, su última temporada de contrato garantizado?

“No espero nada de eso”, afirmó el autor de 505 jonrones, 3,069 hits y otro sinnúmero de logros espectaculares que lo llevarán directo a Cooperstown. “Pero sí quiero terminar saludable y ayudar a los muchachos jóvenes, tratar de tener una temporada positiva”.

 

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes