Miguel Hernández: “El material humano del Venezuelan Umpire Camp es nuestra gran fortaleza”

Prensa LMBP- Para efectuar un juego de béisbol se necesitan implementos deportivos, peloteros y árbitros. Sin esos tres elementos, el espectáculo no puede iniciar. Es allí donde la labor durante los últimos tres lustros del Venezuelan Umpire Camp adquiere un valor encomiable para la actividad de las ligas profesionales en el país.

La Liga Mayor de Béisbol Profesional, en su edición 2023, contó con 30 árbitros pertenecientes al programa, que comenzó a idearse desde el año 2008, en continuas conversaciones entre Les Severyn, Henry “Moñoño” León y Miguel Hernández. Desde entonces, ese sueño compartido de dignificar este oficio transformado en profesión como consecuencia de la incesante preparación de sus integrantes, se convirtió en un pilar fundamental de la pelota rentada local.

“Para nosotros es un honor fomentar el trabajo, y lo hacemos con mucho cariño, agregándole el extra necesario, para que cada uno de los miembros de la academia también sean buenos ciudadanos”, dijo Hernández, gerente general de la LMBP y director general del VUC. “Uno de los objetivos que perseguimos es que puedan defenderse con las herramientas que nosotros les entregamos. Nuestro material humano es nuestra gran fortaleza”.

Son 127 oficiales los que conforman el programa en la actualidad. 28 están destinados a impartir justicia en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, además de la triple decena encargada de hacerlo en el reciente ruedo de la Liga Mayor.

Considero positiva la actuación de los árbitros del VUC en la temporada de la LMBP. Combinamos un núcleo de experiencia con otro de mucho potencial”, valoró Hernández. “El nivel competitivo que tuvo la liga nos compromete más en el conocimiento y el control del juego. En general, me siento muy satisfecho con lo que vimos este año”.

El pasado 4 de julio, en el juego de semifinal entre Guerreros de Lara y Delfines de La Guaira en el Estadio Jorge Luis García Carneiro, Dereck y Delvis Pacheco hicieron historia al convertirse en la primera pareja de umpires venezolanos que actúan en el mismo encuentro. Dereck estuvo en la tercera base y Delvis en el jardín izquierdo

“Dereck va a los Estados Unidos el próximo año a integrarse al sistema de Ligas Menores”, adelantó Hernández. “Mientras que Delvis continuará su desarrollo en las ligas del país”.

Hernández también reveló que ha estado en conversaciones con la Junta Directiva de la LMBP para iniciar la entrega un premio al Umpire del Año, que llevaría el nombre de Henry León, una de las personalidades más representativas en la historia del arbitraje local. Además, se ha comunicado con el Lcdo. Amador Montes, gerente general de la LVBP, para retomar el galardón Gualberto Acosta en el circuito de invierno.

Con respecto al próximo campamento de formación arbitral, el también coordinador de umpires de la LVBP precisó que se desarrollará del 30 de julio al 7 de agosto en Tronconero, estado Carabobo, específicamente en Fundaprove, en la antigua sede de las academias de los Tigres de Detroit y los Filis de Filadelfia. Siendo la página web oficial del sistema, venezuelanumpirecamp.com, el sitio donde cada interesado puede ampliar información e inscribirse.

“Este es un oficio que estamos convirtiendo en profesión, en un modo de vida. Fomentamos valores a todos los jóvenes, algo que consideramos de vital importancia para nuestro país”, afirmó Hernández. “El béisbol es un deporte muy apasionante y el número uno en nuestro país, así que sabemos la responsabilidad y compromiso con estos muchachos. Debemos agradecer también a la alianza con Aracelis León y la Federación Venezolana de Béisbol. Sin ese apoyo institucional tan grandioso, sería imposible realizar este tipo de actividades”.

Comparte en tus redes

Buscar
Recientes