No todos serán bienvenidos en el Mundial de Qatar 2022

El país organizador de la vigesimosegunda edición del máximo evento del balompié, prohíbe, entre otras cosas, la homosexualidad en público y hace un llamado a los aficionados visitantes a respetar sus pensamientos y su cultura.

 

Qatar FIFA World Cup ambassador says homosexuality is 'damage in the mind' | CNN
-/AFP/AFP via Getty Images

Siempre se supo que Qatar 2022 nos traería novedades en relación al resto de países que han organizado el Mundial de Fútbol. El tema, va más allá de un cambio de fecha de junio y julio a noviembre y diciembre, en realidad tiene que ver con el arraigo de unas creencias muy diferentes al hemisferio occidental, el cual es el principal consumidor y exportador de balompié en el planeta.

Camellos, desierto, túnicas blancas y un pronunciado calor, ya se asomaban como los elementos diferenciadores de este próximo Campeonato del Mundo. Los focos apuntaban al Medio Oriente como organizador novato de este casi centenario certamen, pero lo que no se advirtió fue el componente cultural, ese que atenta contra la fiesta balompédica, al obligarla a ceder en asuntos que históricamente han sido permitidos.

Qatar penaliza la homosexualidad, sobre todo si se muestra en público. El Código Penal catarí prevé una pena de prisión «no inferior a un año» por «homosexualidad entre hombres y libertinaje sexual» según el Artículo 296 sobre «Incitación a la inmoralidad y la prostitución», y de acuerdo a la publicación del portal DW.com.

Por si fuera poco, Khalid Salman, ex jugador de la Selección Nacional, declaró recientemente para la emisora alemana ZDF lo siguiente “Ser gay es ‘haram’, es decir, algo prohibido, y un daño mental».  Que un futbolista, que es el principal protagonista de este espectáculo, se haya pronunciado de esa manera, fue una mala señal para los hinchas pertenecientes a la comunidad LGBTQ.

Preocupación mundial ?‍?

LGBT abuse, arrests continue in Qatar before World Cup, HRW says - The Washington Post
Hamad I Mohammed/Reuters

Ante este panorama, organizaciones como Human Rights Watch (HRW) salieron al paso para señalar violaciones masivas de los derechos humanos en Qatar. Poco después, la misma HRW aseguró que las personas LGBTQ en Qatar son maltratadas durante su detención.

Es tan grave el asunto, que los homosexuales, si son detectados, pueden ser perseguidos y criminalizados. A su vez, los hoteles cataríes rechazan en parte a las parejas no tradicionales, y en la televisión catarí los presentadores hacen declaraciones homófobas que llegan hasta amenazar con pena de muerte. Es difícil para cualquier extranjero disfrutar del evento bajo todos estos condicionantes contranatura.

Decenas de personas pertenecientes al grupo All Out, protestaron frente al Museo de la FIFA en Zúrich para presionar por los derechos de la comunidad LGBT+ antes de que inicie el Mundial. La manifestación tenía como objetivo “asegurarse que la FIFA y Qatar sepan que el planeta está mirando y que los ciudadanos de todo el mundo esperan acciones al respecto”.

All Out quiere que la FIFA presione a Qatar para que despenalice las relaciones entre personas del mismo sexo y proteja a la comunidad LGBT+, argumentando que la entidad no se ha comprometido públicamente a tomar medidas concretas que garanticen la seguridad de su comunidad.

¿Qué consiguieron?, que un portavoz de la FIFA dijera “La FIFA confía en que se implementarán todas las medidas necesarias para que los hinchas LGBTIQ+ disfruten del torneo en un ambiente acogedor y seguro, al igual que para todos los demás”. No más de eso.

Un documental elaborado por la mencionada emisora ZDF «Geheimsache Qatar» (Qatar, asunto secreto) muestra a hombres del círculo íntimo del embajador catarí de la Copa del Mundo comparando a las mujeres con «golosinas». Es decir, que los hombres en ese país prefieren disfrutar de las féminas «empaquetadas», o lo que es lo mismo, cubiertas con un pañuelo en la cabeza.

La pregunta es ¿se violarán los derechos humanos durante el Mundial de Qatar?, todo apunta a que sí, pero el temor de la sociedad occidental es que cuando el balón comience a rodar, estos tópicos se olviden y que ningún organismo oficial se ocupe de la comunidad LGBT+, las mujeres y ni siquiera de los trabajadores y trabajadoras inmigrantes de ese país, una vez culmine el ecuménico certamen.

Ni citas, ni muestras de cariño, ni alcohol  ?

Budweiser Will Promote Its Alcohol-Free Beer at World Cup in Qatar - WSJ
ANHEUSER-BUSCH INBEV

Las leyes en Qatar son tan inflexibles que la Federación inglesa de fútbol entregó una lista a las parejas de los futbolistas con unos códigos de conducta y vestimenta durante esos días, haciendo hincapié en los comportamientos que no están permitidos durante la cita futbolística en el país árabe. También es preciso indicar que muchas de estas reglas si son justificadas y aplicadas en el mundo occidental.

En detalles, los códigos indican «vestir con modestia», sin minifaldas ni hombros al descubierto. «Es importante que vosotras y vuestros maridos o parejas entendáis que no estáis por encima de la ley. Todas las indicaciones están hechas para protegeros en cualquier caso de indiscreción. Las multas y la acción judicial son muy comunes», de acuerdo al diario The Sun.

En lo que refiere a comportamiento, no se deben decir malas palabras en público, ni poner música alta, gritar, llamar la atención, hacer gestos groseros, beber en público o actuar de manera inapropiada durante la llamada a la oración. Tampoco serán aceptados las selfies cerca de edificios gubernamentales y tampoco lanzar la basura al suelo, pues al cambio serán unas 6 mil libras más la penalización de un año de cárcel.

Las relaciones fuera del matrimonio, se castigan con severidad pues las leyes establecen 7 años de cárcel para los infieles. En conclusión, no será un buen lugar para seducir ya que las relaciones sexuales entre personas que no están casadas, son sancionadas.

El gobierno qatarí solo permitirá el uso del logotipo del Mundial de Fútbol 2022 en matrículas de autos emitidas con números especiales y autorizadas por la FIFA. «Está prohibido copiar e instalar el logo de la Copa del Mundo en las placas de los vehículos y quien infrinja esto se expondrá a responsabilidad legal y será remitido a las autoridades competentes para emprender acciones legales en su contra», informó en un comunicado el Ministerio de Interior de la nación anfitriona del torneo.

«Las placas que contienen el logo de la Copa del Mundo son una versión especial que se dispensa según controles y condiciones específicas en coordinación con la FIFA para vehículos nuevos y placas de subasta con números distintivos únicamente», agregó el mencionado documento.

Finalmente, el tema del alcohol si estará disponible para los extranjeros, pero solo en los hoteles internacionales, porque en la calle estará absolutamente prohibido. En ese sentido, la firma estadounidense Budweiser, patrocinadora del torneo, estará disponible dentro del perímetro de los estadios para quienes tengan un ticket, pero no se podrá ingresar con cerveza en los vasos a los estadios. La Budweiser también estará disponible en el FIFA Fan Festival oficial en el centro de Doha.

✍️ Onofre Zambrano

Comparte en tus redes