¿Por qué Venezuela juega vestida de Vinotinto?

La Vinotinto: Un Techo de oportunidades • Diario de Los Andes, noticias de Los Andes, Trujillo, Táchira y Mérida

 

Nota: Franco Valecillos | Pasión X El Deporte

Venezuela es, sin duda alguna, uno de los países cuyas disciplinas deportivas traen consigo una identidad única en el continente. Independientemente de su, todavía, historia poco laureada, no cabe duda de que muchas personas dentro y fuera del país reconocen a simple vista cuándo juega por su característico color Vinotinto.

Ahora bien, ¿de dónde procede o cuáles son las versiones conocidas sobre el origen del color de la camiseta? Pues más allá de que, para algunos, el color se asocie a una combinación entre el amarillo, azul y rojo (colores de la bandera nacional), lo cierto es que esta teoría no tiene demasiada fuerza (dada que la combinación de estos tres clores no da vinotinto) y que existen otras explicaciones más razonables.

Poniendo la lupa en el fútbol, deporte que más se ha identificado con este color que poco a poco se fue convirtiendo en un eslogan más que reconocible, la primera vez que Venezuela jugó un encuentro de fútbol como país fue portando un uniforme muy informal, con predominio del color blanco tanto en la camiseta como en los pantalones cortos.

No fue sino hasta el año 1938 que el país compitió por primera vez al más alto nivel. En ese entonces, participó en los  IV Juegos Centroamericanos y del Caribe en Panamá y ya desde ahí el uniforme comenzaba a tener detalles en color vinotinto. No obstante, ese mismo año, se da cita en los I Juegos Bolivarianos de Bogotá y allí comenzó la historia de esta curiosa forma de vestir.

¿Cómo se llegó a ese momento? Pues bien, existen dos versiones que explican dicho desarrollo. Uno de ellos sugiere que el Comité Olímpico Venezolano, ante la escasez de telas con los colores primarios en Caracas durante ese tiempo, optó por emplear el uso de la gama color vino para sus representaciones deportivas.

No obstante, otra con más tintes políticos se lleva la ‘pole position’ como la historia más aceptada. En ese año 1938, la delegación venezolana que participó en los Juegos Bolivarianos tuvo dificultades y no tenía uniformes para disputar sus partidos. Allí apareció la Guardia Nacional, la cual usaba el color vinotinto, y cedió sus indumentarias para que los jugadores pudiesen saltar a la cancha. De hecho, varias fuentes aseguran que fue el Gral. José Antonio Anzoátegui (cuyo nombre identifica al enorme estadio ubicado Puerto La Cruz) el que se refirió a las selecciones como »La Vinotinto».

Así pues, se ha escrito una historia que persiste hasta nuestros días y que ha marcado varios de los hechos más importantes de Venezuela. No sólo en el fútbol, en respectivos momentos el color vinotinto ha sido parte de equipos de béisbol, baloncesto y deportes olímpicos, consolidando la base del color como un sello de personalidad e identidad de la nación a la hora de competir al más alto nivel.

 

 

 

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes