¿Quién cerrará la regadera? ⚾

Por: (@Gabrielvalera97) -Pasión X el Deporte. 

El béisbol moderno sigue siendo un juego de cambios en todos los aspectos. Lo que se veía con frecuencia en años anteriores ahora es en menor cantidad por las nuevas reglas, estrellas y maneras de jugar el deporte.

Para muchos la frase célebre «El picheo es el nombre del juego» continúa vigente pero con mayor importancia del bateo. De hecho, vemos jugadores con facilidad para conectar la pelota en cualquier parte del terreno lo cual habla de la preparación que se debe tener si se quiere alcanzar un alto nivel en las ligas mayores.

En este sentido, Luis Arráez es la prueba máxima de talento y eficacia a la hora de pararse a consumir turno. Cada vez que hace contacto con la pelota es de forma sólida cosa que asombra a varios expertos del juego.

Y es que, el venezolano oriundo de San Felipe, Yaracuy es la gran sensación de la Mlb. 26 años y un futuro enorme lo colocan como la cara indiscutible en el lineup de los Miami Marlins siendo su bate zurdo el arma más poderosa del equipo.

Hablemos de números. Arraez hasta la fecha promedia un .402 de average en poco más de 60 juegos disputados siendo uno de los pocos peloteros en tener un AVG promedio de .399 según las estadísticas en dicha cantidad de juegos  en una temporada.

Además, con la actuación de ayer llegó a 28 encuentros multi-hit teniendo un gran rendimiento hace pocas noches de 5-5 en condición de local. Es Arráez, el cuarto pelotero en una lista liderada por el ex jugador de los Minessota Twins Joe Mauer (.415) en lograr un average así de alto en los primeros 60 juegos desde los 2000 en las grandes ligas.

Con esto, Miami no solo goza del talento del joven criollo sino además se mete en la pelea con los Atlanta Braves en la división este de la liga nacional algo que a inicios de la campaña no parecía muy probable si revisamos la comparación entre ambas novenas. Ahora mismo, la diferencia favorece a Atlanta pero solo 4.5 juegos de Marlins que dicho sea es el mejor local de su división con 21 victorias de las 36 que acumulan los campeones en 1997 y 2003.

¿Puede mantener este ritmo por el resto de la campaña? ¿Serán Marlins serios contendientes a llegar a postemporada? ¿Logrará el campeonato de bateo en la nacional? Son las interrogantes que lejos de preocupar a los expertos hacen disfrutar un talento poco usual y llenar de orgullo a los venezolanos cada noche.

La última pregunta es seguro un logro que muchos esperan dentro de la organización. Arráez logró el campeonato de bateo el año pasado en la liga americana con Twins y va en camino a liderar ese renglón por segundo año consecutivo. Su actuación en el pasado Clásico Mundial de Béisbol con la selección venezolana también fue de alto calibre pese a la dolorosa eliminación ante Estados Unidos en cuartos de final.

La temporada aún es larga y los números no mienten. Junto a Juan Soto el segundo pelotero activo que promedia más bases por bolas que ponches en al menos 10 turnos al bate (156-142)

De algo si estamos seguros. La «Regadera» sigue abierta y parece que nadie tiene la manera de dominar a un joven que todo lo que toca lo convierte en hit. 

Comparte en tus redes

Buscar
Recientes