Rafael Morillo: “La selección nunca se caracterizó por ser conformista”

Comunicaciones FVF/ Caracas. – “Gracias por nunca rendirse”, “nos hicieron soñar”, “son un orgullo para el país”, “grandes, héroes”, fueron algunos de los infinitos mensajes de apoyo que expresaron los venezolanos a los integrantes de La Vinotinto de fútbol sala tras su participación en el Mundial de Lituania, que este sábado arribó a suelo criollo.

A su llegada al país el combinado nacional fue recibido en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía por el presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Jorge Giménez y posteriormente realizaron una rueda de prensa, en la que estuvieron presente el seleccionador nacional Freddy Miguel González, el guardameta Miguel Villalobos y el ala-pívot Rafael Morillo, este último con una participación destacada en la cita internacional.

Morillo fue uno de los protagonistas principales de esta historia soñada que ha significado un antes y un después para el futsal en Venezuela. “Desde que nos montamos en el avión nuestro objetivo era pasar de ronda. La selección nunca se caracterizó por ser conformista, siempre fuimos con garras, con ganas de seguir avanzando. Volvimos, pero con la cabeza en alto”, sentenció.

El convertirse en la única selección debutante en avanzar a los octavos de final del certamen, también ayudó a que muchos voltearan su mirada a este, el deporte más practicado en el país. “Es un orgullo para nosotros ser un ejemplo para los pequeños que vienen en camino. Ahora debemos ser más profesionales, no solo en la cancha, también fuera de ella, porque ya somos sus referentes”, expresó el goleador.

Cada una de las presentaciones de la selección nacional en la Copa del Mundo dejó momentos que serán difíciles borrar de la memoria de todos los que fueron parte de esta gran aventura Vinotinto y una de ellas es aquella imagen de Morillo deslizándose por el suelo para de cabeza salvar un balón en la raya y evitar el gol de Costa Rica.

“Cuando salíamos del partido y al revisar el teléfono estaba lleno de mensajes, eso me alegró bastante. Mis amigos me escribían y me decían: “estás en tendencia en twitter, estás detrás de Yulimar Rojas, eso me llenaba de alegría”.

Una de las cosas que Morillo siempre va a llevar consigo es el apoyo y muestra de cariño que recibieron de todos los venezolanos. “Lo más bonito es vestir estos colores, cantar el himno nacional y ver a las personas que nos fueron apoyar a Lituania, eso para nosotros valió mucho. La historia no solo la hicimos nosotros, sino también esas personas que estuvieron allá apoyándonos y aquí en Venezuela también”, resaltó

 Tristeza y futuro

A pesar de todas las cosas positivas que les dejó esta primera experiencia mundialista, Morillo también reflexionó sobre los puntos no favorables de su travesía por Lituania.

“Me siento triste porque pudimos dar más ante Marruecos, era un partido para cualquiera de los dos, pero aquí gana el que mete los goles y los nuestros no pudieron entrar”, destacó el jugador de 28 años.

En cuanto al futuro de La Vinotinto comentó, “debemos seguir trabajando, viene una Copa América y hay que tratar de conseguirla o estar en el pódium y después nueva eliminatoria para volver a poner la bandera en alto y escuchar el himno nacional en otro Mundial”.

En lo que al torneo local se refiere, Morillo indicó que se quedará en Venezuela para disputar la Liga FUTVE Sala que este año contará con la participación de 12 equipos.

“Este año regreso a jugar en casa. Vuelve la liga a Venezuela y no me la quiero perder”, apuntó el ala-pívot que fue elegido por Centauros de Caracas en el draft realizado por la liga con jugadores que vieron acción durante los últimos años fuera del país.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes