Santiago Rodríguez: la sorpresa del Caracas FC en la Fase Final B

Comunicaciones Liga FUTVE

El 2022 no era el año que soñó Santiago Rodríguez, aunque iniciaba como el de mayor ilusión de su incipiente carrera, al vivir su primera salida al exterior tras fichar por el Rabotnicki de Macedonia, por lo que estar en Europa era un paso importante, pero tras tener una continuidad de 14 encuentros y 493 minutos, le correspondió volver al país para ser una solución a la palidez ofensiva que mostraba el club que lo formó y el dueño de su ficha, Caracas.

Sin embargo, la historia fue muy distinta al comienzo de su trayectoria, que incluyó títulos en las categorías inferiores, reserva (2019) y un gol en el primer equipo durante el Torneo Normalización 2020. Pese a irse cedido al Carabobo y vivir un gran certamen, con cuatro dianas en 18 presentaciones, la realidad es que en la ronda regular de la actual temporada solo pudo jugar dos encuentros y 33 minutos.

Tras ello, los “Rojos del Ávila” tuvieron uno de los desempeños más bajos de su historia y cayeron hasta la casilla 11 de la clasificación, que le valió uno de los últimos cupos a la Fase Final B, que daba acceso a la Copa CONMEBOL Sudamericana, sin posibilidad de pelear por las estrella 13, fuera de la CONMEBOL Libertadores 2023 y sin DT, al separar los caminos con Francesco Stifano.

Le correspondió a un viejo conocido del joven ariete, Henry Meléndez, tomar el mando y luego de la primera vuelta de la instancia, en la que sumó cuatro puntos, decidió dar un golpe sobre la mesa al poner a Rodríguez en su XI Titular.¿Cómo salió la apuesta? Con los dos últimos goles que marcó el club, que son de su obra y valieron otras cuatro unidades, para ahora comandar el grupo 1 a falta de una fecha.

“Vengo de un momento bastante difícil, en el que no estaba teniendo continuidad, pero nunca bajé los brazos, siempre entrené, me sacrifiqué, sabiendo que en cualquier momento iba a llegar mi oportunidad y de qué manera ha llegado, sabiendo aprovechándola, con humildad y mucho trabajo”, nos comentó bastante emotivo el extremo de 21 años.

Fue un calendario complejo, pero del cuál sin duda saca lo mejor para madurar como futbolista, en ese proceso. “Para mí siempre se rescata lo positivo, fue un año bastante atípico, en el que pocas veces tuve continuidad, pero se saca el aprendizaje, se desecha lo malo y llegó un profesor que me está dando la confianza, y hay que retribuírsela dándole resultados, haciendo goles y la mejor manera es esta, se están dando los resultados que queríamos”, se sinceró.

En la racha jugó 126 minutos, dos duelos, anotó en Mérida contra Estudiantes (1-1) y le dio la victoria a los capitalinos frente a Hermanos Colmenárez, por 1-0, en una diana que ni siquiera supo cómo se concretó, pues luego de ser habilitado por Bonsu Osei en el área, cayó y solo empujó la pelota. “Lo importante es hacer gol, sinceramente no ví ni como fue (risas), solo vi cuando la pelota estaba dentro del arco y me fui a celebrar, porque de verdad no vi cómo fue”, destacó el del oeste caraqueño.

“Los goles son amores, feo o bonito, uno siempre tiene que estar ahí, tratando de hacer su trabajo, en qué momento llegó la oportunidad, los goles. Es muy gratificante saber que me está yendo muy bien, tanto a mí cómo al equipo”, soltó quien ahora tiene siete anotaciones en 37 cotejos en Primera División.

LA RELACIÓN ENTRE RODRÍGUEZ Y MELÉNDEZ

Es harto conocido el trabajo que el “Ingeniero” ha hecho en categorías inferiores, con dos pasos en la cantera del 12 veces campeón de la Liga FUTVE. El estratega formó a ese elenco filial que hace tres años se coronó frente a Zamora de la categoría reserva, con Rodríguez en rol protagónico.

“Es un jugador que estuvo en la reserva, fue uno de los máximos goleadores de ese equipo incluso, nos dio muchísimo, alternaba con el primer equipo y nosotros, después se hizo un fijo en nuestro XI y a partir de ahí, la confianza, la comunicación que existe a diario, consejos que él incluso pedía estando fuera del Caracas, él a préstamo y yo dirigiendo en otro club, siempre se le siguieron dando porque siempre me preguntaba cosas y hay cierta afinidad que termina potenciándolo durante ese lapso”, nos explicó el dirigente mirandino, en el que dejó claro su buena relación con el jugador.

Por su parte, el futbolista también afirmó que es “un profesor que me tuvo hace tres años en reserva, le tengo mucha confianza, cariño, es un tipo que siempre ha confiado en mí y de qué manera lo hace”.

Eso le dio motivos, una vez saber que asumiría las riendas del Caracas, a dar el todo para ser considerado. Meléndez afirmó que él logró haberse ganado supuesto porque “desde que llegué lo de Santiago ha sido, al igual que lo del grupo, de muy alto nivel, al final es la decisión nuestra saber a quién se pone. Hemos dado en el clavo en aprovechar el mejor momento de cada uno y él sobre todo, lo está aprovechando. Toca hablar de él –por sus dos goles- pero hay un colectivo que está dando mucho, potenciando al que le toca y es la clave”.

Lo que buscaba al ponerlo en cancha es generar un “desequilibrio importante, la capacidad de ir por fuera y dentro, el gol que tiene, es una delas cosas más determinantes que posee”, pero además se le agrega otro elemento indispensable. “Lo que sí tuvimos que potenciar y lo está entendiendo para que pudiera ser un jugador más completo, que es lo que el grupo necesitaba, es que fuese fuerte en ambas facetas, por lo que vimos cómo ha colaborado yendo hacia adelante, sino que en varios retrocesos a máxima intensidad logró recuperar la pelota”, afirmó el DT.

Esas situaciones lo hicieron atractivo para abrir en las alineaciones. “Es lo que termina haciendo mucho mejor de lo que está haciendo, no solamente lo que nos pueda brindar en ataque, sino que está entendiendo que a la hora de defender necesitamos su apoyo y por ahí se está haciendo cada vez más completo”, sostuvo el timonel avileño.

Ahora queda echar el resto, en el que Caracas, Meléndez y Rodríguez deben batir a La Guaira este viernes 21 de octubre, para lograr un cupo internacional que, debido a la pesada vitrina de la entidad, parece poco, pero luego de un torneo que pocos recordarán en la capital, genera alegría interna.

“Es el partido más importante del año, de ahí depende sí vamos a Sudamericana o no y necesitamos el apoyo de la gente, continuar enfocados cómo lo venimos haciendo. Espero seguir la racha”, sentenció Santiago Rodríguez.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes