Santiago Rodríguez valoró sus minutos con el Caracas FC

PRENSA CFC.- 

Noel Sanvicente en más de una ocasión ha comentado que los principales refuerzos del Caracas provienen de la reserva, filial del equipo que salió campeón en la pasada temporada 2019 al ganarle en la final al Zamora. En ese equipo estuvo Santiago Rodríguez, quien anotó seis goles en 18 partidos (uno de ellos en la final), pero sin duda ninguno de esos es más importante que el conseguido ante Gran Valencia Maracay el pasado lunes, puesto que fue su primer tanto en la Primera División. 

“Primero que nada agradecerle a Dios por darme la oportunidad de marcar mi primer gol como profesional y a su vez por practicar el deporte más lindo del mundo, desempeñándome de una buena manera”, comentó de arranque una vez finalizado el partido ante GV Maracay que se saldó con una victoria del Caracas por 6-2. 

Todo forma parte de ciclos y procesos. El resultado de años de esfuerzo que hoy va rindiendo sus frutos en la cancha. Desde aquel instante en el que llegó al club por intermedio de Daniel Sesca y Enzo Tropiano hace diez años, Santiago Rodríguez nunca dejó de trabajar en cada una de las categorías formativas del Caracas hasta llegar a este momento. 

“Es una sensación muy grata debido al trabajo que estamos haciendo a diario, tanto en lo personal como en lo colectivo, por lo que es la recompensa (el gol) de lo que venimos haciendo”, resaltó. 

El partido.  

“Uno siempre entra con la ansiedad de querer hacer las cosas bien para ayudar al equipo y los minutos que entre poder aprovecharlos al máximo. En los partidos anteriores se me habían presentado oportunidades que desafortunadamente no se concretaron, pero gracias a Dios esta si se pudo dar por lo que es una alegría muy grande para mí”, indicó en referencia a lo que sintió minutos antes de ingresar al terreno de juego. 

¿Describe el gol? 

“La jugada comenzó con una pelota parada de ellos en la que la toma Beycker (Velásquez) y él saca en largo para aprovechar la velocidad de Bonsu; allí aprovecho el desorden que tenía el otro equipo en defensa y le hago un movimiento a Bonsu para que me asistiera, afortunadamente su pase lo pude controlar bien para luego pinchársela por encima al arquero”, respondió el chamo de 19 años de edad. 

Hoy Santiago Rodríguez no considera que este momento haya superado en grado de felicidad al día de su debut en el profesional (5 de agosto de 2018 ante Estudiantes de Caracas), pero tampoco duda que le sigue en la cola. “Este día no supera aquel pero se le acerca, porque este gol será el primero de muchos en la primera categoría; me da confianza y me inspira a seguir dando lo mejor de mí”, remarcó.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Recientes